¡Llegamos a 28.771.933 millones de visitas gracias a ustedes!

Aceite de Marihuana

De WikicharliE
Aceite de Marihuana
Bienvenido a Departamento de Salud

Presentación

Cannabis sativa.png

Aceite de Marihuana o cañamo se obtiene por el prensado en frío de las semillas del cáñamo de las variedades de Cannabis sativa sin cantidades significativas de la droga psicoactiva THC[1].

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

De los brotes y las hojas de la planta de cannabis se hacen, por extracción con solventes, los productos que en inglés se conocen como hash oil y honey oil que tienen alta proporción de THC y no se tienen que confundir con el óleo de las semillas de cáñamo. Es amarillo verdoso cuando es reciente, amarilleando más con el paso del tiempo. Su olor es irritante y su sabor agradable cuando se ha preparado con cuidado. El óleo de cáñamo sin refinar es de color oscuro a verde claro con un agradable gusto de nueces. Tiene una temperatura donde empieza a humear relativamente baja y por eso no es adecuado para freír.

El aceite de cáñamo se diferencia del aceite de cannabis. El primero se produce a partir de las semillas de la planta mientras que el segundo a partir de las flores[2].

Uso medicinal

Hoy en día se han hecho muchos estudios científicos que analizan a profundidad los beneficios del aceite de cáñamo para la salud debido a su alto contenido en cannabinoide. Este es un compuesto orgánico que activa los receptores cannabinoides del cuerpo, que también es utilizado con el fin de aliviar la náusea, ansiedad, inflamación, convulsiones e incluso inhibir el crecimiento de las células cancerígenas.[3]

En el año 2014 un grupo de investigadores de la Universidad de Sevilla publicó un artículo científico, donde menciona como los componentes del aceite de las semillas de cáñamo eran altamente beneficiosas para el organismo. Esto se debe en parte a que cuenta con ácidos grasos poliinsaturados como el omega-3.4​ Asimismo tiene compuestos fenólicos, alcoholes grasos, esteroles entre otros. Por todo ello, los autores de esta investigación exponen como este aceite puede ser muy útil para prevenir e incluso tratar la fibromialgia.[4]5​

Se debe mencionar que este aceite no debe ser utilizado para fritos ya que durante este proceso se destruyen los ácidos grasos ya que se supera la temperaturas de 165°.

Aceite de Marihuana contra epilepsia, glaucoma y cáncer

La marihuana ha logrado detener las convulsiones de una niña que estaba a punto de morir tras cuatro años de tratamientos médicos inútiles. El amor de sus padres ayudó a inventar un aceite, que ya ha salvado a 41 pacientes con diferentes síntomas.

Charlotte Figi nació en 2006 en EE.UU. y cuando tenía varios meses de edad empezó a sufrir convulsiones. Fue diagnosticada con el síndrome de Dravet, un tipo de epilepsia grave que no es tratable con medicamentos.

Los padres de la niña, Matt y Paige, probaron la dieta cetogénica. Esto ayudó a reducir las convulsiones, pero tenía una gran cantidad de efectos secundarios: Charlotte empezó a perder masa ósea, su sistema inmunológico se desplomó, la niña hacía cosas raras como comer piñas coníferas. Dos años después de empezar la dieta, las convulsiones volvieron.

Más tarde, Matt encontró un video sobre un niño enfermo de Dravet curado con cannabis. Su cepa fue baja en tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto de la marihuana que es psicoactivo. También fue alta en cannabidiol (CBD), que se utiliza en la medicina.

Cuando su padre veía el video, Charlotte ya no era capaz de caminar, hablar y comer, tenía 300 convulsiones a la semana. Su corazón se había detenido en varias ocasiones.

Los Stanley, los Robin Hood de la marihuana

Charlotte Figi.png

La niña fue salvada cuando su madre encontró a los hermanos Stanley, unos de los mayores productores de marihuana de Colorado y dueños de dispensarios. Casualmente en ese momento cultivaban una cepa de marihuana alta en CBD y baja en THC.

Los Stanley son conocidos como los Robin Hood de la marihuana: obtienen donaciones de los patrocinadores y regalan la hierba a los enfermos, incluso han creado una fundación de caridad para abastecer con cannabis a adultos y niños.

Los padres explicaron a Stanley su problema y juntos han elaborado una nueva cepa de marihuana, denominada 'Charlotte's Web' y produjeron un aceite que detuvo convulsiones de la niña.

"Literalmente, yo podía ver cómo el cerebro de Charlotte hacía conexiones que fallaban hace años", dijo Matt.

  • La cepa ya ha ayudado a 41 pacientes con epilepsia y cáncer.

Charlotte ya tiene seis años. Sus ataques solo ocurren dos o tres veces al mes, casi exclusivamente cuando duerme. No solo camina, sino también puede montar en bicicleta, se alimenta a sí misma y cada día habla más y más.[5]

Marihuana para tratar glaucoma

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico, es decir, el cable que transmite la información visual del ojo al cerebro. El daño al nervio óptico debido al Glaucoma puede provocar pérdida de la visión y ceguera.

Los tratamientos que disminuyen la presión en el ojo reducen el riesgo de presentar los daños en el nervio óptico que definen el Glaucoma, así como el riesgo de que los daños preexistentes empeoren.

A pesar de los tratamientos disponibles para reducir la presión ocular, como la medicación en gotas oftálmicas, el tratamiento láser y la cirugía en quirófano, para algunos individuos estos tratamientos no disminuyen suficientemente la presión ocular o provocan efectos secundarios inaceptables. En estas situaciones, tanto el paciente con Glaucoma como el médico buscan terapias alternativas.

Alternativa al tratamiento

Una de las alternativas que frecuentemente se analiza para el tratamiento del Glaucoma es fumar marihuana ya que esta práctica efectivamente reduce la presión ocular. El dato que suele no valorarse es el hecho de que el efecto de la marihuana en la presión ocular tiene una duración de tan solo 3 a 4 horas, lo cual significa que para reducir la presión ocular a toda hora sería necesario fumar marihuana entre 6 y 8 veces por día.

Además, los efectos de alteración del estado de ánimo de la marihuana impiden que el paciente que la use conduzca vehículos, opere maquinaria pesada y se desenvuelva con la máxima capacidad mental. Los cigarrillos de marihuana también contienen cientos de compuestos que dañan los pulmones, y el uso crónico y frecuente de marihuana puede dañar el cerebro.

Otra manera de administrar el ingrediente activo de la marihuana, tetrahidrocannabinol (THC) es por vía oral y debajo de la lengua. Estos métodos evitan el efecto perjudicial que fumar marihuana provoca en los pulmones, pero se ven limitados por otros efectos secundarios sistémicos, como somnolencia y pérdida del juicio. En un estudio en el que los médicos les ofrecieron a algunos de sus pacientes con glaucoma que empeoraba la opción de tomar comprimidos con tetrahidrocannabinol y/o fumar marihuana, 9 de 9 pacientes interrumpieron el uso de uno de los métodos o ambos en un plazo de 9 meses debido a los efectos secundarios. Se ha investigado el uso de gotas oftálmicas con THC o compuestos relacionados, pero aún no ha sido posible formular una gota oftálmica capaz de introducir el fármaco en el ojo con la concentración suficiente para lograr su efectividad.

Presión más baja

Si bien la marihuana efectivamente disminuye la presión ocular, también baja la presión arterial. Una presión arterial más baja podría provocar un suministro reducido de sangre al nervio óptico, lo cual a su vez podría dañarlo. En consecuencia, es posible que, si bien la marihuana efectivamente reduce la presión ocular, su empeore la pérdida de la vista debido al Glaucoma. Por tal motivo, no es posible recomendar el uso de marihuana sin un ensayo clínico a largo plazo que evalúe la salud del nervio óptico así como la presión ocular.

El mensaje rescatable es que, si bien la marihuana puede reducir la presión ocular, recomendar esta droga en cualquier presentación para el tratamiento del glaucoma en este momento no tiene sentido debido a sus efectos secundarios y la breve duración de su efecto, además del hecho de que no se cuenta con evidencia de que su uso altere el avance del glaucoma.[6]

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Holler JM, et al.(2008) delta-9-Tetrahydrocannabinol Content of Commercially Available Hemp Products. Journal of Analytical Toxicology 32: 428-432
  2. Vergara, Karina (23 de julio de 2015). «Diferencias entre aceite de cannabis y aceite de cáñamo». Cannabis Consciente.
  3. Cómo actúan los Cannabinoides de la Marihuana en el Cuerpo Humano
  4. Patentan el uso del aceite de cáñamo para prevenir y tratar la fibromialgia
  5. cnn/Marijuana stops child's severe seizures/7ago 2013
  6. Artículo del Henry D. Jampel, MD, MHS, profesor Odd Fellows de oftalmología en el Instituto Oftalmológico Wilmer de la Universidad Johns Hopkins y especialista activo en glaucoma. El Dr. Jampel es el subjefe de redacción de la revista Ophthalmology y miembro de la Asociación de Investigación en Visión y Oftalmología (Association for Research in Vision and Ophthalmology).

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas