¡Llegamos a 27.976.956 visitas gracias a ustedes! ☆

El primer avistamiento OVNI en Chile

De WikicharliE
DOCUMENTOS CHILENOS WikicharliE.jpg

1852

Medalla Destacado en WikicharliE.jpg

El primer avistamiento OVNI en Chile, de que se tienen datos son de los años 1852, 1868 y de 1914. Hemos anexado otros de interes, pero limitándonos solo a los primeros avistamientos, los más antiguos.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

1822 Quintero

Maria Graham en su libro "Diario de mi residencia en Chile, relata un suceso extraño, que tiene coincidencia con extrañas luces sobre el mar, el mismo día 19 de noviembre de 1822, donde ocurre el Terremoto de Copiapo.

"sábado 23 de noviembre de 1822. Los temblores disminuyeron en fuerza y frecuencia durante la noche y las primeras horas del día. Sólo se sintió uno antes de las 4 PM.; entre esta hora y las 10 hubo cuatro. Tiempo nublado, pero agradable. Más noticias de los lugares vecinos. Los pescadores de aquí y de las playas inmediatas, afirman que en la noche del 19 vieron una luz a gran distancia en el mar. Permaneció un rato inmóvil; avanzó enseguida hacia la costa y dividiéndose en dos desapareció". La credulidad de la gente, la ha convertido en la Virgen, que vino a salvar al país. Una beata que tiene fama de santa predijo en Santiago la catástrofe el día anterior. La gente oró, y la ciudad escapó casi ilesa. Despacharon un propio a Valparaíso a dar al pueblo la voz de alarma, pero llegó demasiado tarde, a pesar de haber muerto dos caballos en el viaje".[1]

1853 Isla Huar

Avistamiento OVNI no publicado pero si informado: El co-fundador de Puerto Montt, Comandante Buenaventura Martínez Díaz fue testigo del fenómeno ocurrido a la cuadra de la isla Huar.[2]

El co-fundador de la localidad de Puerto Montt, el Comandante de la Marina de Chile don Buenaventura Martínez Díaz, navegaba en su Bergantín de guerra llamado “Meteoro”, con rumbo hacia el “Astillero de Melipulli” – actual isla Huar – cuando fue testigo un insólito suceso.El avistamiento de Ovnis, en esta zona, se remonta a los días inmediatos a la fundación de la ciudad. Protagonista del suceso fue el propio co-fundador de Puerto Montt y Comandante del Bergantín de guerra "Meteoro" de la Marina de Chile don Buenaventura Martínez Díaz, quien mientras navegaba desde Ancud hacia el entonces llamado "Astillero de Melipulli", a la cuadra de la isla Huar, en la noche del 2 al 3 de diciembre de 1853 fue testigo del insólito suceso.

En su bitácora de Comandante del día 4 de febrero se lee el siguiente relato:

4 de febrero de 1853: “Los dos puertos que tenía en vista para pasar la noche al ancla i poner al Meteoro al abrigo de todo accidente, eran la puntilla de Tautil i la isla de Huar; i no siéndome posible arribar a uno ni a otro porque el viento no nos favorecía, tomé la providencia de bordear entre Huar i San Ramón”.

“A las 9 de la noche reinaba ya una profunda oscuridad a pesar de estar el cielo despejado al occidente. El oriente tenía un aspecto tempestuoso, i pardos nubarrones nos ocultaban enteramente las cordilleras. De un repente un fenómeno ígneo de un brillo estraordinario, acompañado de un fuerte estrépito, surcó la nube en forma de centella, dando a todos los contornos la luz del día, dejándonos tres segundos después en la más profunda oscuridad”.

Por el contrario el Comandante Martínez se nota profundamente impactado por lo sucedido. Por ello no sólo lo consigna en su bitácora, sino que lo informa a sus superiores; y no deja de expresarlo con frases de asombro: "brillo extraordinario" "como la luz del día", "surcó la nube en formas de centella". ¿Con cuáles palabras podría describir un Ovni un hombre que fue testigo del suceso cien años antes del primer avistamiento del tiempo contemporáneo?

El Capitán de Fragata don Buenaventura Martínez Díaz fue un marino del siglo XIX, Comandante del bergatín "Janequeo". Esta nave fue la encargada de transportar hasta estas costas a los primeros inmigrantes alemanes desde la Bahía de Corral, hace 151 años.

En consecuencia, el Comandante Martínez fue el co-fundador de Puerto Montt, como así lo comprueban algunos testimonios escritos tales como el libro "Recuerdos del Pasado"[3], los informes de Pérez Rosales al Ministerio del Interior de la época y los propios informes de Martínez Díaz a la Comandancia General de Marina.==1861Talca == El diario de Talca "La Esperanza" (hoy desaparecido), relata los días de terror que vivieron los ciudadanos de tan rancia y antigua ciudad, en mayo de 1861 que describe en su noticia el siguiente fenómeno:

"El hecho más notable de la crónica, ocurrido en la quincena y que más ha llamado la atención pública, es sui generis en la historia de las crónicas; es nada menos de una nueva especie que bien puede clasificarse de humana porque es mixto, tiene de los dos sexos: queremos hablar del hembra-macho, macho-hembra, según el sexo que predomina o como lo designan muchos, el duende o la fantasma". La "cosa" ha puesto en guardia a muchos que están armados y se encierran temprano en sus casas.

Hasta la policía, esa eterna fisgona, se haya sumamente preocupada y quiere hacer de las suyas, pero todas sus diligencias parecen estrellarse en las sombras: ¿Será tal vez una de las cualidades del nuevo ser, la de hacerse incorpóreo e invisible cuando quiere sujetársele a la condición de los miembros de la especie humana dados a las travesuras?". Nosotros que pecamos de incredulidad por las cosas sobrehumanas nos contentamos con encargar a la policía siga la pista de cerca al objeto de tanta atención; ellas nos dará la solución de esa charada viviente". [4][5]

1868 Copiapo

Este año por primera vez en Chile se publican tres fenómenos aéreos inexplicables, a través del mismo diario "El constituyente" de Copiapó.

16 de marzo

16 de marzo de 1868: Una carta del diario "El Constituyente" dice:

“Ayer, a eso de las cinco de la tarde, a tiempo que habían concluido los quehaceres del día en esta mina, y estando todos los operarios reunidos esperando su cena, vimos venir por los aires una ave gigantesca que a primera vista tomamos por una de las nubes”. Lo que un primer momento parecía un gran pájaro, después se fue interpretando como una bestia mitológica.

“A medida que el objeto en cuestión se acercaba infundiéndonos una justa sorpresa, pudimos notar que era un volátil desconocido, tal vez un Dijin de las Mil y una noches. Cuando pasó a corta distancia sobre nuestras cabezas pudimos notar la rara estructura de su cuerpo. Sus grandes alas estaban vestidas de plumas parduscas; la cabeza del monstruo parecía la de una langosta, mientras que su cuerpo sólo dejaba ver escamas brillantes que sonaban como partículas metálicas cuando el raro animal se replegaba sobre sí mismo”.

De está descripción se desprende que, pese a las evidentes características de maquina del objeto volador, lo seguían confundiendo con un monstruo.[6]

1 de julio

1 de julio de 1868: En la ciudad de Copiapó el se visualiza un aparato volador con las mismas señales antes descritas el 16 de marzo del mismo año y que los testigos no logran reconocer declarando:

"Una extraña "construcción aérea" teniendo las luces y hacer ruidos del motor voló baja sobre esta ciudad. La gente local también describieron como una pájaro gigante cubierto de escamas que producía un ruido metálico. Aunque no es aterrizo, testigos dicen haber observado que el aparato se coloco a baja altura. El relato es uno de los primeros avistamientos relataos y dado a conocer en Chile, durante el siglo XIX.[7]

14 de noviembre

14 de noviembre de 1868: En Chile informan y publican el primer avistamiento ovni ocurrido en la edad moderna de nuestro planeta. El suceso se publicó en diario El Constituyente de Copiapó, en esta fecha. La noticia fue redactada así:

"Lluvia de estrellas.- Acaba de tener lugar la lluvia de estrellas o bólidos que de algunos años a esta parte viene observándose en la noche del 13 al 14 de noviembre. Una casualidad nos puso en actitud de testificar la existencia de tal fenómeno en esta latitud y de recrearnos en la contemplación de ese precioso fuego de artificio encendido por la naturaleza, cuya explicación escapa todavía a las investigaciones de la ciencia. Lo extraño de esta lluvia es que los meteoritos volaban en formación y a baja altura sobre los cerros”.

Ovnis volaban a baja altura.jpg

1914

15 de febrero de 1914, Chanco

15 de febrero de 1914: El informe del extraño fenómeno es recogido a través de los propios testigos y habitantes de la localidad de Chanco. Una de los testigos Juana Andaur declaro que, cuando caminaba junto a su madre por un camino cercano a los cerros de la costa, le sobresalto un tremendo estruendo en el cielo. Cuando miraron hacia arriba pudieron observar "una cosa en forma de viga" que caía quemándose, cayendo en una zona montañosa la que provoco un tremendo incendio.[8] Otro testigo, la señora Juana recuerda que el fenómeno ocurrió como a las 4 de la tarde y que cerca de donde estaban, un grupo celebraba un matrimonio con un picnic. "A todos nos dio tanto miedo, que se terminó la fiesta y ellos y nosotros nos fuimos a nuestras casas".[9]

OVNI en Chanco Chile 1914.png.jpg

Este suceso fue publicado por el Diario La Mañana de Talca el 16 de febrero de 1914 donde decía:

"Fenómeno celeste de ayer a las 5:55, se vio atravesar los cielos celestes de la ciudad de Talca, en dirección poniente a oriente. El luminoso cuerpo dejo impresionado a todos los testigos que lo contemplaron. La humareda blanca que dejo a su paso, tardo casi 15 minutos en disiparse. Algunos testigos especulan que podría tratarse de algún fuego artificial o un aeroplano incendiándose".

Cabe destacar que Chanco esta a una distancia de 147 Km de Talca.

18 de febrero de 1914

18 de febrero de 1914: Luego el mismo diario La Mañana de Talca, emitió un comunicado que publico el día 18 de febrero, donde detalla un informe recibido y enviado por colegas periodistas argentinos de la ciudad de San Rafael a través del telégrafo diciendo:

"Una blanca estela de gases, atravesó el cielo argentino, la cual se mantuvo hasta entrada la noche. Presumese que este aerolito a caído en territorio Chileno o en el Océano Pacífico".[10]

Distancia entre Talca y Chanco
Diario La Mañana de Talca

6 de abril de 1914 Antofagasta

6 de abril de 1914: Un reportaje aparecido en la Revista Reportajes del diario El Mercurio de Antofagasta relata: El 6 de abril de 1914, cercano a las 21:20 horas, Se vio en el cielo el paso de un hermoso bólido de color rojo amarillento, El reporte asegura que el objeto en forma de ferrocarril estaba dividido en cuatro partes de mayor a menor, su velocidad era relativamente lenta y se desplazó en dirección al noreste hasta perderse en el firmamento. Bólidos de esta clase no se habían observado en estas regiones desde hacía más de veinte años.[11]

1927, 20 de enero Quintero

20 de enero de 1927: Diario La Segunda de Santiago. Localidad de Ventanas:

“En primer lugar me a permitir no dar mis apellidos y otras referencias, porque sencillamente me sólo mueve a escribir la presente una narración de lo que a mí me acaeció hace cincuenta años, con el único objeto de entregar un dato más, en lo que acontece con los llamados OVNI o platillos voladores, que según dicen, andan por todas partes.

Esto me sucedió en la playa de Ventanas de Quintero en el día 20 de enero de 1927 a las tres horas de la madrugada. Yo había pasado por la Base Naval de Quintero y llevaba cuatro kilómetros de recorrido después de la localidad de Loncura en mi camioneta Ford, cuando la subida de la marea me obligó a subir a la parte más alta de la playa y resignarme a pasar, hasta que el agua volviera nuevamente a bajar. Yo dormitaba semi sentado en una pequeña duna de arena cuando me sobresalté al sentir a mi lado la presencia de un ser extraño que permanecía parado delante de mí y que me llenó de pavor dejándome paralizado y fascinado ante lo que jamás había visto y nunca jamás volvería a ver en mi vida y que menos lo contaría porque nadie me creería, además que después pensé que yo había estado loco por todo ese momento que duró el acercamiento de ese ser extraterrestre, porque sí, en realidad por sus palabras en perfecto idioma castellano me lo dio a entender.

Le miré el rostro. Ya no creía ya que era un animal ni persona alguna. Quedé asombrado por sus apariencias físicas, un poco más de un metro de estatura. Su cuerpo incluyendo cabeza constituían una estrecha e impenetrable malla metálica opaca; en donde debía ir la cara existía una especie de máscara con una circular abertura que brillaba con una luz pálida, semejante a la luz que despiden los signos de las computadoras modernas.

-No temas de mí –me dijo- con una voz muy suave, no te causaré el menor daño. A veinte metros tengo mi nave en la cual me espera mi compañero: yo te podría llevar, pero no nos interesa; sabemos todo lo de este mundo desde hace millones de años. Nosotros venimos de un planeta cercano a la Tierra y vivimos en el interior de él, poseemos todo los conocimientos científicos que ustedes no están en condiciones de entender. Lo único que no podemos saber es lo que viene en el porvenir, porque ello depende de muchas mentes que actúan por su cuenta. Siempre visitamos la Tierra; nos cuesta muy poco hacerlo, pero no podemos vivir en ella. Solamente el calor del Sol nos mataría.

-No tenemos ojos ni vista por consiguiente, ni orejas ni oídos porque estamos dotados de procedimientos muy especiales. Nuestra alimentación es nula, ya que depende de la energía nuclear, ésa que ustedes están recién estudiando a través del átomo. Lo que para ustedes es el cerebro, es para nosotros unas células especiales capaces de conectarse con centros comunes de billones de células que constituyen un archivo, que se ha ido formando a través de miles de millones de años. Carecemos de sentimientos y pasiones. No nos interesa estudiar nada de Uds., ni menos darnos mucho a conocer en este planeta por varias razones y cálculos. Si hacemos continuas excursiones de noche solamente, por el lado que no nos afecte el Sol, es por si tuviéramos que evacuar la parte en donde vivimos. Somos en total cinco mil y nos reproducimos controladamente por medios químicos y físicos y mediante la intervención de hembras especiales.

-Esa nave que Ud. ve, se mueve, se traslada mediante energía atómica combinada con la atracción magnética y de gravedad de los planetas Tierra, Sol, Luna y otros según ubicación, todo ello mediante aparatos instalados en la nave y en las bases nuestras que nos dirigen.

Yo no me movía ni de terror ni de asombro, al bajar la vista a sus pies noté que éstos eran cuadrados por un metal incandescente y los brazos ya que no se les veían las manos eran tan cortos que cruzados sobre su pecho apenas se topaban. Me dejo en el suelo una cinta enrollada que extrajo de una parte de su cintura, que yo ni siquiera atiné a guardar. El monstruo se alejó hacia la nave pero de repente se volvió y exclamó ¡No trates de seguirme porque nosotros tenemos la velocidad de la luz! ¡Vacío!

Se introdujo ese fantasma en la nave, lentamente en su interior una opaca luz se fue haciendo cada vez más intensa, no se oía un solo ruido, lo único que noté que tenía la forma como cilíndrica y que en ambos extremos se habían formado algo así como unos cortocircuitos de color azul violeta. No demoró un segundo en desaparecer de mi vista. Me quedé tan aturdido con esa aparición que corrí hacia mi camioneta y emprendí veloz carrera sin acordarme que la marea todavía y que corría el peligro de hundirme en la arena.

Después vine a acordarme de la cinta que seguramente más tarde arrastró el agua. Pensar que si la hubiera tomado y guardado, hoy la podría haber vendido en millones, ¡Hoy que me mantengo apenas de una pensión de empleado particular!

Saluda atentamente a Ud. sin más comentarios. Y si no conté nunca este episodio, ni siquiera a mi familia, porque me habrían creído loco o que estaba ebrio esa noche, es porque a lo mejor no estaría vivo hoy.

Ahora estoy viejo y no tengo nada que perder, todo lo contrario. Me saco con contar este episodio un peso de encima, algo que me marcó casi toda mi vida”.

Saluda atentamente a Ud. Peter. Carnet 6072411 – Santiago. [12]

1938

9 de mayo de 1938: La prensa publico la aparición de un "bólido" sobre los cielos de Santiago, para algunos un meteorito, para otros una bola con vida propia, pies no se movía como un meteorito.

Articulo sobre "bólido en los cielos de Santiago, aparecido en el diario La Nación el 9 de mayo de 1938.

1952 6 de agosto Ovni en desfile de Santiago

6 de agosto de 1952: El diario “Las Últimas Noticias" de Santiago publica declaraciones de un comandante del Ejército de Chile que relato que el día 10 de julio de 1946, con motivo de la conmemoración del Combate de La Concepción, le correspondió pronunciar un discurso sobre el evento histórico en el Regimiento Granaderos. Cerca de las 11,45 notó que todos los oyentes tenían la vista fija en el cielo, por lo que miro hacia donde todos miraban, constatando de que se trataba de un objeto color rojo-anaranjado, ubicado en dirección al océano (Oeste) y que parecía girar sobre sí mismo. Afirmaba que no se trataba de Venus ni de nada parecido, el fenómeno duro alrededor de una hora, pero no pudieron seguir contemplan dolo porque se nubló, lo que hizo que el objeto desapareciera detrás de las nubes.[13][14]

1960 OVNI en Curicó

11 de febrero de 1960: Medio curicanos informan el avistamiento de un objeto volador no identificado, lo que causó conmoción entre la gente que lo observo[15].

1965

Entre junio y agosto en isla Decepción e islas Orcadas (Antártida) ocho avistamientos realizados, todos confirmados por la Fuerza Aérea Chilena y la Armada Argentina. Ambas emitieron comunicados sobre estos hechos

El Roswell chileno en Paihuano

OVNI de Paihuano Chile.png

El incidente de Pahihuano, llamado el Incidente Roswell Chileno, ocurrido el 7 de octubre de 1998 en el cerro Las Mollacas, donde testigos declaran haber visto la caída de un OVNI.

Los hechos

7 de octubre de 1998: A las 15:45, los habitantes de una pequeña población del Valle de Elquí en Chile vivieron una extraordinaria experiencia que mantuvo el vilo a los 2.500 habitantes y vecinos de la localidad. Lo primero que sintieron los habitantes fue un tremendo sonido, parecido a cuando los aviones, cruzan la barrera del sonido. Un objeto volador, que describieron de color metálico y de unos 15 metros de diámetro, se mantenía estático sobre la cumbre del Cerro Las Mollacas, desde el cual se domina todo el pueblo.

El objeto comenzó a elevarse y de pronto dio un violento giro y se partió en dos, ante los ojos atónitos de los testigos. Una parte cayo en la cima y la otra detrás del cerro. Los testimonios recogidos en el terreno, entre las muchas personas que avistaron el fenómeno, permiten considerar bien establecidos los siguientes hechos:

  • El objeto observado era de color metálico plateado.
  • Los rayos del sol se reflejaban en su estructura, haciendo más fácil su observación.
  • Su forma era alargada
  • Permaneció en la cumbre de la montaña, toda la tarde del miércoles 7, 8 y 9 cuando fue retirado por personal del Ejercito de Chile.
  • Todo el pueblo, incluido el alcalde Lorenzo Torres, fueron testigos de los hechos.
  • Después de caer el objeto se registraron temblores de tierra.
  • Se corto la luz en casi todo el Valle.
  • Se vieron afectadas las transmisiones de radio y TV en Paihuano, Pisco, Elquí y Monte Grande.
Zona de caída del OVNI en Paihuano

Ante la alarma que causo este hecho, una patrulla de Carabineros, observo con prismáticos el objeto y ante la confirmación de los hechos descritos por los lugareños, hicieron un primer intento de llegar a la cima, con a caballos. La configuración del suelo rocoso, y de piedras sedimentarias hacia muy difícil la ascensión. Se sabe que realizaron varios intentos y que uno de los animales murió durante el intento, producto de una caída. Además se logro captar una comunicación entre Carabineros con su base, a la cual informaron "no haber encontrado nada en la cima, pero los comentarios se harán al bajar".

Esta comunicación fue enviada por el código especial de la policía de la zona, "Cóndor uno", que solo se usa para casos especiales, y es la primera y única intervención del Cuerpo de Carabineros en este asunto. Solo 24 horas más tarde esta unidad era relevada por personal militar del Ejercito de Chile desplazado a la zona para asumir el control.

Los investigadores independientes realizaron una encuesta entre la población local para confirmar todos los datos recabados, sobre el momento en que el ejercito acordono el área.

Una operación militar del Ejercito de Chile

El personal militar, no solo investigo a los residentes de Paihuano, sino que extendió la pesquisa a los pueblos vecinos de Pisco, Elquí y Monte grande, además de hacer una labor de "peinado" en los montes circundantes para desalojar a los arrieros de la zona, que se encontraban junto a sus animales. En la investigación realizada, conjuntamente con un analista militar e investigador chileno y local Rederick Bowen, se pudo comprobar que los hoteles de la zona experimentaron un incremento inusual en la demanda de alojamiento por parte de militares chilenos y norteamericanos, que en todos los casos se registran como "turistas".

9 de Octubre de 1998

9 de octubre: Este día viernes varios testigos oculares describen la llegada de camiones con personal uniformado (boinas negras) del Ejército de Chile, eran parcos y no hablaban, solo se remitían a cumplir ordenes. Los residentes del sector más cercano al cerro, incluso los cabreros que acostumbran a utilizar las vías secundarias alternativas, reciben ordenes de no subir y alejarse del lugar. Un cabrero que se encontraba en la parte posterior al Cerro Las Mollacas, cuenta que vio la llegada de helicópteros sin identificar. Estos aparatos trabajaron desde la media noche, hasta la madrugada del viernes 9 de octubre, para levantar con mallas metálicas el objeto que estaba en la cima. Después lo instalaron en unos contenedores que fueron arrastrados hasta grandes camiones del Ejército de Chile.

Helicoptero llevando un ovni.png

El investigador que vive en la zona Patricio Díaz, logro recoger varios testimonios de los lugareños, que describieron como operaban los helicópteros en la noche, iluminando gran parte del cerro y recuperando el objeto y fragmentos desde la cima, que brillo intensamente durante todo el jueves 8 de octubre ante los ojos de todos los habitantes de Pahihuano. El administrador del complejo turístico "Gabriela Mistral", del pueblo de Pisco, Omar Prieto, declaro: "Yo tuve la oportunidad de verlo con mis propios ojos. Era algo como un ala de avión, todo el mundo lo vio. Permaneció en el cerro durante dos días y medio. Después desapareció durante la noche y ya no hubo más información. Los militares nos impidieron subir. Siempre ocurren cosas anormales, aquí, apagones de luz o interferencias de radio y Tv, los motivos los desconocemos".

El lugar que sirvió de base se conoce como La Palmilla, y se encuentra en las faldas del monte. Allí se observaron huellas de camiones de grueso tonelaje, al día siguiente de recogerse el objeto. En la parte superior del cerro, también hubo una intensa actividad. Un testigo asegura de haber visto una extensa hendidura de casi 5 metros y unos 40 cm de profundidad, que estaba rodeado por huellas de botas militares y vehículos pesados.

12 de Octubre de 1998

12 de octubre de 1998: A partir de este día lunes las pocas personas que pudieron subir a la cima del cerro Las Mollacas, se encontraron con unas piedras pintadas de color aluminio, que parecían claramente parte de una acción premeditada de desinformación. Incluso se barajaron hipótesis tan sorprendentes como que el brillo observado por los lugareños eran producto de los envases de bebidas abandonados en la cima del cerro y que este era un efecto óptico con la luz del sol.

El observatorio astronómico El Tololo

El observatorio astronómico El Tololo declaró que el fenómeno había sido causado por un globo meteorológico, fuera de control que había caído en Las Mollacas. Sin embargo Gustavo Rodríguez de la Dirección de Aeronáutica Civil y secretario del Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos CEFAA[16], dejo bien en claro que no había ninguna información de un lanzamiento de un globo en la zona, ya que toda acción de este tipo debe notificarse con 48 horas de anticipación.

Sin embargo, los más extraño de esta reacción de El Tololo se tomo atribuciones, que no tenía, sobrepasando inclusive al CEFAA, al mismo tiempo que este organismo dependiente de la Fuerza Aérea de Chile, se inhibía y ni siquiera se desplazaba a la zona, al menos oficialmente. El en ese entonces el general Ricardo Bermúdez director del CEFAA, declaró que este organismo simplemente no daba crédito a los hechos de Paihuano. No obstante en una posterior mantenida con Mario Dusuel, psiquiatra asesor del CEFAA que se había trasladado a la zona con el geofísico Carlos Leiva, surgió un dato de gran inters. Al parecer, estas personas recogieron el testimonio de un arriero que había recibido la visita de un capitán de la Fuerza Aérea de Chile, quien le interrogo sobre la caída del objeto. Ahora bien, si el CEFAA se inhibió oficialmente de este caso, ¿Porqué entonces desplazo discretamente a la zona a miembros de su departamento?

Quebrada de Huchumi

El Valle de Elquí es un lugar especial. El subsuelo es rico en minerales, e incluso existen depósitos de uranio que muchas veces relacionan con el fenómeno OVNI. El 15 de junio de 1998, solo cuatro meses antes del incidente de Paihuano, se detecto otra caída de un objeto que habría quedado enterrado en la nieve, en la región denominada Quebrada de Huchumi, a unos 20 Km. de Cerro Tololo. La precipitación fue acompañada por un ruido ensordecedor. Las ventanas de muchas casas saltaron hechas trizas, al mismo tiempo que una intensa fulguración daba a los testigos la impresión de uq repentinamente "la noche se convertía en día". Este espectacular fenómeno luminoso alcanzo las localidades de El Indio y Ovalle, que se encuentra a 200 km de distancia. También se detectaron varios tormentas repentinas. Los testimonios no hablan de pánico, pues están acostumbrados a ellos. Otro testigo, un taxista, esa noche llevaba a cuatro pasajeros por la carretera de Paihuano a Vicuña, se sintió impotente ante el miedo de los ocupantes del vehículo, aquella noche de julio, los pasajeros se pusieron muy nerviosos ante una luz que ilumino todo el Valle. Fue como que de pronto se hizo día, a pesar que estábamos de madrugada. No pude impedir que bajaran del auto, en plena carretera, a observar el fenómeno. Estas luces son frecuentes en la zona, salen de atrás de las montañas, todo el mundo de acá las ha visto.

Desenlace

En relación a Paihuano, todo indica que autoridades militares y científicas encubrieron el fenómeno, la razón no se sabe. La pregunta es si el fenómeno fue el accidente de un OVNI, o de una nave prototipo militar secreto. No se debe olvidar que el hecho ocurrió con los ejercicios militares llevados a cabo por el Ejército Chileno y norteamericano, donde ambas fuerza llevaron a cabo maniobras conjuntas. Otros investigadores creen que cuando se realizan estos ejercicios militares los OVNIS, observan y esto sucede siempre en Chile.

Paihuano

Pahihuano. comuna.png

Paihuano o Paiguano es una comuna de la Provincia de Elqui, en Chile. Está compuesta por ocho distritos: Paihuano, La Quebrada, La Bajada, Quebrada de Pinto, Montegrande, Alcohuaz, Pisco Elqui y Jarillas.

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • 24 de junio de 1947: Nace el termino, "platillos voladores": Kenneth Arnold realizó el primer avistamiento moderno de un objeto volador no identificado, al menos tal y como lo entienden los ufólogos. Según Arnold, mientras pilotaba su avioneta vio lo que parecían nueve aparatos volando en formación y a gran velocidad cerca del monte Rainer, en el estado de Washington. Arnold describió su movimiento como el de "platos lanzados contra el agua", una expresión que fue aprovechada por los medios para referirse a ellos como "platillos volantes".

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Graham, María, "Diario de mi Residencia en Chile, en 1822". (Editorial del Pacífico, Santiago, 1953), pg. 224.
  2. diariollanquihue/El primer avistamiento registrado en la historia de Chile/Lunes 7 de febrero de 2005
  3. memoriachilena.cl/Vicente Pérez Rosales: Recuerdos del pasado
  4. Prado, Juan Guillermo, Revista "Conozca Más" (Santiago, Chile) Año 11 Nº 10, Octubre 2000), pg. 66.
  5. astroufo/OvnisChile
  6. theclinic/2012/05/18/Los supuestos avistamientos de ovnis en Chile
  7. Fort 638; Anatomía 11
  8. Diario La Mañana de Talca, 16Feb de 1914
  9. Valenzuela, Orosmel. “Extrañas pistas hacen suponer que existen “bases de OVNIS.” La Tercera de la Hora" de Santiago. Lunes, 6 de nov 1978
  10. Diario La Mañana de Talca, 16 de febrero de 1914
  11. Revista Reportajes del Sábado. Diario El Mercurio de Antofagasta, Chile, 13sep 2003, pg.3
  12. “Vio un OVNI el año 1927. Diario "La Segunda" (Santiago, Chile) sábado, 4 de junio de 1977, pg. 6.
  13. Recopilación de los grupos DIOVNI y UFO CHILE y publicado en el libro "Platillos Volantes en Iberoamérica y España" (Antonio Ribera, Editorial Pomaire. 1968) pg. 338.
  14. astroufo/OvnisChile
  15. Prensa/Curicó
  16. cefaa.cl/

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas