¡Llegamos a 27.900.574 visitas gracias a ustedes! ☆

Jang Se-yul

De WikicharliE
Banner espionaje.jpg

Hackers que deserto de Corea del Norte el 2007

Jang Se-yul.jpg

Jang Se-yul, un joven que desertó en 2007 de Corea del Norte, se graduó en su momento de la Universidad Mirim, la más prestigiosa en ingeniería (actualmente llamada Universidad de Automatización). Después de graduarse, trabajó en el Buró General de Reconocimiento, la agencia de inteligencia de la que el misterioso Buró 121 forma parte.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

En realidad, el propio Jang, que hoy en día lidera en Corea del Sur un grupo llamado Frente de Liberación del Pueblo Norcoreano, no era 'hacker'. Sin embargo, pudo confesar a 'Business Insider' detalles internos del funcionamiento de la red nacional de piratas informáticos de élite de Corea del Norte.

Entrenamiento

Por el Buró 121 habrán pasado unos 1.800 'guerreros cibernéticos'. Todos ellos son sofisticados piratas informáticos con casi nueve años de intenso entrenamiento a sus espaldas en el momento en que son contratados.

La fuente principal de personal para el Buró 121 es la Universidad Mirim de Pionyang. La piratería informática es un campo muy competitivo, y lo demuestra el hecho de que cada clase acepta solo un centenar de estudiantes de los 5.000 que solicitan ingresar. Los principales conocimientos que deben tener los universitarios es cómo desarrollar sus propios virus y programas de 'hackeo' sin basarse en programas ya creados en el extranjero.

Trabajo

Una vez contratados, los piratas informáticos se dividen por grupos que se centran cada uno en un país en particular. Los dos primeros años en el servicio, los 'hackers' los pasan viajando a su país 'objetivo', estudiando su idioma y su cultura. El propósito final del Buró es asaltar las infraestructuras informáticas, especialmente las gubernamentales, de los Estados que consideran enemigos, y obtener toda la información posible, además de crear confusión social.

Jang Se-yul, que salió de Corea del Norte hace siete años, dijo a CNN que hay 1.800 ciberguerreros de la agencia alrededor del mundo, incluso estos agentes, apuntó, no saben cuántos otros trabajan para el grupo secreto, llamado Oficina 121, cuya misión es llevar a cabo “ciberataques contra estados enemigos”.

El gobierno de Corea del Sur cree que la Oficina 121 es la agencia detrás de múltiples ciberataques de Corea del Norte contra países extranjeros, aseguró un funcionario surcoreano en calidad de anónimo a CNN.

Corea del Norte tiene una red de Hackers

Kim Jong-un y sus generales en internet

Jang Se-yul, que salió de Corea del Norte hace siete años, dijo a CNN que hay 1.800 ciberguerreros de la agencia alrededor del mundo, incluso estos agentes, apuntó, no saben cuántos otros trabajan para el grupo secreto, llamado Oficina 121, cuya misión es llevar a cabo “ciberataques contra estados enemigos”.

El gobierno de Corea del Sur cree que la Oficina 121 es la agencia detrás de múltiples ciberataques de Corea del Norte contra países extranjeros, aseguró un funcionario surcoreano en calidad de anónimo a CNN.

Las capacidades cibernéticas de Corea del Norte se han convertido en un tema de discusión mundial después del hackeo masivo a Sony Pictures, el estudio detrás de la película The Interview, una comedia que tiene como trama el asesinato del líder de Pyongyang, Kim Jong Un.

Este ataque fue seguido de advertencias terroristas contra el estudio y espectadores de que la película no debería mostrarse en cines, por lo que Sony canceló su estreno.

Investigadores de Estados Unidos señalan que un anuncio culpando a Corea del Norte del ataque podría ocurrir este mismo jueves, aunque el gobierno norcoreano ha negado la responsabilidad en el hackeo.

“Esta guerra silenciosa –la ciberguerra- ha comenzado y ni una sola bala ha sido disparada”, aseguró Jang.

Ya sea que esté o no detrás del ataque contra Sony, la inteligencia de Corea del Sur piensa que la Oficina 121 ya ha atacado antes, de acuerdo con funcionarios del gobierno.

Corea del Sur ha acusado en varias ocasiones a Corea del Norte de ataques cibernéticos, incluyendo incidentes en 2010 y 2012 contra bancos y medios de comunicación. Pyongyang negó las acusaciones.

El caso más importante fue llamado Dark Seoul, una serie de ataques cibernéticos entre marzo y junio de 2013 contra bancos y medios sucoreanos en el que más de 48,000 computadoras fueron afectadas, infectando las redes de las compañías con un programa malicioso o malware que alentó o cesó los sistemas.

Jang aseguró que aún está en contacto con al menos un miembro de la Oficina 121 y que el país ha podido crear a un grupo de ciberguerreros, ya que hacerlo es “bastante barato”.

“El mundo tiene una visión incorrecta de Corea del Norte… por lo que ha podido incrementar su habilidad de lanzar ciberataques”.

Jang fue a una universidad militar de Corea del Note donde estudió ciencias de la computación y trabajó en servicios de la información para el gobierno norcoreano antes de desertar.

El especialista mostró información a CNN que dice fue robada de los operativos de la Oficina 121, en la que aparece una lista de cuentas bancarias, nombres y datos financieros de Corea del Sur.

“Creo que hemos subestimado las capacidades digitales de Corea del Norte”, aseguró Victor Cha, director de estudios asiáticos en la Universidad de Georgetown, en Washington, quien llamó a la decisión de Sony de cancelar el lanzamiento de la película como una “gran triunfo” para Pyongyang.

“Consiguieron que el gobierno de Estados Unidos tenga que admitir que el origen de esto fue Corea del Norte y no hay un plan de acción en respuesta”. [1]

Élite de hackers

A pesar de su pobreza y aislamiento, Corea del Norte ha invertido recursos en una sofisticada célula de guerra cibernética llamada Oficina 121. Según desertores del estado más hermético del mundo, sus hackers estuvieron detrás de un ataque informático a los ordenadores de la compañía Sony Pictures Entertainment el mes pasado. Un diplomático norcoreano se ocupó de negarlo, mientras que fuentes dela SeguridadNacionalde Estados Unidos dijeron quie el asunto era muy sospechoso.

La Oficina121, adecir de los desertores, cuenta con los expertos en informática de más talento en Corea del Norte, y forma parte dela Dirección Generalde Reconocimiento, una agencia de inteligencia de élite dirigida, naturalmente, por los militares. El gobierno de Pyongyang tiene importantes capacidades para llevar a cabo una ciberguerra, han dicho expertos militares en el tema. Gran parte de la actividad de piratería y sabotaje se dirige a Corea del Sur, que técnicamente sigue en estado de guerra con Corea del Norte.

Los hackers militares norcoreanos son cuidadosamente seleccionados y entrenados desde los 17 años, afirma Jang Se Yul, que estudió con ellos antes de huir a Corea del Sur, hace seis años. En declaraciones a Reuters en Seúl, Jang dijo quela Oficina121 cuenta con unos 1.800 ciber-soldados y se considera la élite de los militares.

"Para ellos, el arma más poderosa es la cibernética. En Corea del Norte se llama la guerra secreta", dice Jang. Uno de sus amigos trabaja en un equipo fuera de la unidad y es en apariencia un empleado de una empresa de comercio. El amigo de Jang y su familia han recibido del Estado un gran apartamento en una zona elegante de Pyongyang. "Nadie lo sabe ... Por eso lo que hace es aterrador", afirma Jang. "Mi amigo, que procede de una zona rural, podría traerse a toda su familia a Pyongyang. Los incentivos para los expertos en cibernética de Corea del Norte son muy fuertes, son la gente rica de Pyongyang”.

Los hackers dela Oficina121 son elegidos entre los cien graduados anuales dela Universidadde Automatización después de cinco años de estudio. Más de 2.500 solicitan plazas en la universidad, que cuenta con un campus en Pyongyang rodeado por alambre de púas. "Son seleccionados a dedo”, dice Kim Heung Kwang, un exprofesor de informática que desertó en el 2004, refiriéndose a los hackers estatales. "Es un gran honor para ellos. Es un trabajo de cuello blanco allí y la gente fantasea con esto".

El sitio web de noticias de tecnología de Re / Código informó el miércoles que Sony tiene la intención de acusar a Corea del Norte como responsable del ciberataque que sufrió. La compañía declinó al día siguiente hacer comentarios, sin embargo. Sony Pictures, una división del gigante japonés Sony Corp, es la distribuidora del filme La entrevista, una comedia sobre un complot para asesinar al líder norcoreano, Kim Jong Un. Corea del Norte ha descrito la película como un "acto de guerra".

El año pasado, más de 30.000 ordenadores de los bancos de Corea del Sur y las empresas de radiodifusión surcoreanas se vieron afectadas por un ataque similar que los investigadores de seguridad cibernética creen que fue lanzado desde Corea del Norte. Meses después, la presencia en línea del Gobierno de Corea del Sur fue saboteada, con la página web del presidente desfigurada con una pancarta que decía: "¡Viva el general Kim Jong Un, presidente de la reunificación!". No fue un ataque muy sofisticado, pero las autoridades de Corea del Sur dijeron que Corea del Norte tenía la culpa, a pesar de que los grupos de hacktivistas -activistas que piratean objetivos de alto perfil con el fin de difundir mensajes políticos – aparecieron públicamente para atribuirse la responsabilidad.

Esos ataques utilizan un malware rudimentario pero eficaz que los investigadores en ciberseguridad han apodado Dark Seoul. También conocido como el Dark Seoul Gang, los hackers han estado involucrados en una guerra de cinco años contra objetivos de Corea del Sur, según un informe elaborado el año pasado por la firma de seguridad informática Symantec, que estima el grupo contaba con unos diez o quince piratas y lo describe como "único "en su capacidad para llevar a cabo ataques de alto perfil durante varios años.

Algunos expertos en seguridad han puesto en duda la participación de Corea del Norte en el ataque a Sony, aludiendo al estilo hacktivista que busca publicidad de los ataques. Sin embargo, el uso de un nombre desconocido por el grupo detrás de los ataques de Sony, "Guardianes dela Paz", es similar a los ataques anteriores del grupo denominado Dark Seoul. Aún no está claro si Dark Seoul cuenta con extranjeros que trabajan para Corea del Norte o si se basa en el propio ejército cibernético del país, el más aislado del mundo pero no tanto.

Fuentes y Enlaces de interés

  1. Vía CNN

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas