¡Llegamos a 27.900.574 visitas gracias a ustedes! ☆

Mosasaurios

De WikicharliE
Banner Palenteologia WikicharliE.png

Presentación

Mosasaurio en WikicharliE.jpg

Los voraces cazadores marinos de finales del período Cretácico no eran peces, sino reptiles. Los Mosasaurios evolucionaron a partir de un animal parecido al actual varano llamado Opetisaurus, hasta convertirse en monstruos muy enormes.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Clidastes: Fue uno de los primeros Mosasaurios y el más pequeño de la familia. Una longitud de 3 metros y medio, un cuerpo esbelto y una cabeza estrecha lo hacía aerodinámico. Era un nadador rápido, con una cola delgada que terminaba en una ancha aleta. Las aletas de estos animales no eran demasiado palmeadas, lo que hace suponer que no eran muy diestros maniobrando en el agua.

Platecarpus: Fue otro de los primeros Mosasaruios, tenía el tamaño de una orca, 4 metros. Con sus aletas membranosas y su cola aplanada, se desplazaba por el agua serpenteando. Comía peces y calamares que atrapaba con sus dientes cortantes.

Plotosaurus: Significa reptil nadador. Vivía en los mares que antaño cubrieron el actual estado Norteamericano de California. Se impulsaba dando enérgicos bandazos a derecha a izquierda con su ancha cola. Unas sólidas aletas le servían de timón. Los pulmones tenían gran capacidad y le permitían perseguir a cualquier presa que se cruzara en su camino.

Tylosaurus: De haberlo visto vivo, mientras nadaba a ras del agua, no hubiéramos dudado de que era la encarnación de la legendaria serpiente de mar. En realidad, era un lagartazo adaptado a la vida acuática: las narices en la punta del hocico, los miembros transformados en aletas, con los los que nadaba a gran velocidad, potente cola, para empujar y dirigir y una larga y alta cresta en el dorso. Debía de salir fuera del agua para respirar aire. Tenía el tamaño de una ballena de mediana talla, del doble de la actual orca, y era el más agresivo, batallador y feroz depredador marino de su tiempo. Atacaba y devoraba peces de todas clases, incluso los más feroces, y cualquier clase de criatura acuática que se le pusiese a tiro: engullía incluso a los ammonites, tras haber despedazado con los dientes su concha en espiral. En fin, el tilosaurio, perteneciente al grupo, que pululaban por el Cretácico superior, era realmente el terror de los mares, un depredador irreducible. Los tilosaurios eran tan voraces que atacaban a individuos de su misma especie. Combatían entre sí para disputarse las presas cazadas. Las hembras de estos reptiles eran vivíparas y probablemente depositaban a los hijos en las aguas dulces subiendo por el curso de los ríos. El mayor de los descendientes de los mosasaurios, es el varano de Comodo que alcanza hasta 3 metros y medio de longitud, dimensiones modestas comparadas con los enormes lagartos del pasado. Medía 8 metros de largo, quizá algo más.

Hainosaurus: Es muy probable de que fuera un depredador asesino. Su tamaño superaba al del Tyrannosaurus rex, el dinosaurio carnívoro más grande, que llegó a alcanzar los 14 metros de longitud. Debió de comer mucho para obtener toda la energía que necesitaba. Como los tiburones actuales, este animal mudaba los dientes periódicamente. Además tenía una dentadura adicional en el paladar, que actuaba a modo de trampa para los peces desprevenidos.

Mosasaurus: Significa reptil de Meuse. Lo primero que encontraron de la pista de un Mosasaurio fue inmensa mandíbula. Este descubrimiento tuvo lugar en el valle del río Meuse, en Holanda. El animal fue bautizado con el nombre de este reptil. Georges Cuvier fue el científico francés que aventuró la idea de que la mandíbula había pertenecido a una criatura marina extinguida. Cuvier fue uno de los primeros expertos en manifestar la opinión de que las especies se extinguían. Gracias a él sabemos que constantemente desaparecen especies de animales. Desde aquel descubrimiento en Holanda se han hallado muchos otros fósiles de Mosasaurios en distintas partes del mundo. Parece ser que dominaban a finales del período Cretácico, las regiones que actualmente están ocupadas por los mares de América del Norte, África y Nueva Zelanda, así como los de Europa. Estos hallazgos a nivel mundial han permitido a los científicos saber con detalle cómo vivían los Mosasaurios. Tenía unas 100 vértebras, cuatro veces más que las personas. Cada vértebra estaba unida a la siguiente por una junta articulada, lo que le permitía al animal desplazarse en el agua como una anguila. Al igual que otros Mosasaurios, tenía unas mandíbulas especiales. Hacia la mitad de la mandíbula inferior había otra articulación que le permitía abrir la boca aún más para engullir piezas de grandes dimensiones. La mandíbula inferior no sólo bajaba más de lo habitual, sino que se movía hacia los lados. Puede afirmarse que rara vez mordía algo que no podía tragar. Los varanos y las serpientes aún tienen ese tipo de mandíbulas. Las serpientes pueden tragar ratones enteros de un solo bocado. Fijados en estas mandíbulas especiales había hileras de dientes curvados hacia atrás, lo suficientemente afilados para partir cualquier pez. Tenía una longitud de entre 3 metros y medio y 9 metros. Los más grandes alcanzaban la longitud de tres morsas macho.

  • Imagen Mosasaurio gentileza de aranzadi-zientziak

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas