¡Llegamos a 28.801.233 millones de visitas gracias a ustedes!

Papelera de reciclaje

De WikicharliE
Papelera de reciclaje
Bienvenido a Departamento de Sistemas e Informática

Presentación

Papelera reciclaje.jpg

La Papelera de reciclaje, en un sistema operativo, marco de gestión de contenidos u otro programa, es un área de almacenamiento donde se guardan archivos y carpetas previos a su eliminación definitiva de un medio de almacenamiento.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Cómo trabaja la Papelera de reciclaje de Windows?

Los archivos que están guardados en la Papelera de reciclaje (y por ende, en el directorio real) son renombrados como Dxy.ext, donde x es la letra de la unidad donde se encontraba este archivo (tales como "c", "d", etc.); y es un número, asignado de forma secuencial partiendo del cero; y ext es la extensión original del archivo. Sin embargo, el nombre original es mostrado en la Papelera, esto porque se crea un archivo oculto sin extensión llamado "info2" ("info" en Windows 95) que almacena el nombre y la ubicación original, en el caso de que se quisiera recuperar el archivo eliminado (por medio del comando Restaurar este elemento).

Directorio de almacenamiento real

El directorio real donde se almacenan los archivos que están en la Papelera de reciclaje varía de acuerdo al Sistema operativo o al sistema de archivos que tenga la partición. Así, en el sistema de archivos FAT (usado típicamente en sistemas Windows 9x), el directorio se ubica en X:\RECYCLED (siendo X una letra de la unidad cualquiera), mientras que en el sistema de archivos NTFS y en Windows NT/2000/XP esta se encuentra en X:\RECYCLER (siendo X una letra de la unidad cualquiera), con excepción de Windows Vista y Windows 7, en los cuales se guardan los archivos en el directorio X:\$Recycle.Bin.

Cuando se accede a la Papelera de reciclaje a través del Escritorio, esta muestra diferentes opciones e información que, accediendo con el Explorador de Windows al directorio real no son mostradas; además, si los archivos están guardados en un volumen con el sistema de archivos NTFS, un usuario no puede eliminar archivos en la Papelera de reciclaje de otro, esto porque dentro del directorio X:\RECYCLED o X:\$Recycle.Bin existe un subdirectorio propio para cada usuario del equipo. Cabe mencionar que este directorio presenta atributos de "oculto" y de "sistema", ya que ésta carpeta es indispensable para el buen funcionamiento del sistema operativo.

Historia

La empresa Microsoft fue quien introdujo la papelera de reciclaje y le dio su mala fama de archivador. Sirve para controlar la eliminación de los archivos de los discos duros y poder trabajar con las opciones que nos sirven de reciclaje desde Windows 95 en adelante con la intención de mantener los archivos que habían sido borrados, ya sea de forma accidental o intencional, dando la posibilidad a los usuarios de este sistema de revisar su contenido antes de eliminarlo definitivamente; función que en versiones anteriores de Windows y en MS-DOS hacía el comando undelete siendo esta la única manera de recuperar los archivos borrados accidentalmente. Además de guardar los archivos en si, la Papelera de reciclaje almacena información de la fecha, hora y la ubicación donde estaban estos originalmente. El acceso a la Papelera de reciclaje es desde el Escritorio y una vez abierta se ve como cualquier ventana del Explorador de Windows.

El icono de la Papelera de reciclaje indica si hay elementos alojados en ella o no. Si no hay archivos y carpetas, el icono es el de una papelera vacía, de otro modo, si la papelera tiene un archivo o carpeta (o más) en su interior, el icono es el de una papelera llena de papeles arrugados demostrando que hay "Basura tirada" y dispuesta a ser reciclada en caso de ser necesario.

Antes de Windows Vista, la Papelera de reciclaje almacenaba de manera predeterminada un 10% de la capacidad total del volumen de disco. Por ejemplo, en un disco duro con capacidad de 20 GB, la Papelera de reciclaje almacenará hasta 2 GB. Si esta llega al máximo de su capacidad, entonces los archivos con mayor antigüedad serán eliminados definitivamente para dar cabida a los nuevos; en el caso de que se intente eliminar un archivo más grande que la capacidad de la Papelera, entonces este será eliminado definitivamente sin ser previamente almacenado en esta. En versiones de Windows anteriores a Windows Vista, la Papelera de reciclaje tiene una extensión máxima de 3,99 GB, mientras que en la última versión del sistema operativo, el máximo es el 10% de la capacidad de la partición de disco (si este es de 40 GB o más), o bien de 4 GB más el 5% de la capacidad de la partición de disco, en caso de ser este inferior a 40 GB.

Características similares a la Papelera de reciclaje existen en otros sistemas operativos bajo otros nombres, así, por ejemplo, en Mac OS de Apple y en varias Distribuciones Linux es llamada simplemente Papelera (Ya que la mención "Papelera de reciclaje" corresponde solo a Microsoft); siendo esta una característica que ha estado en Mac OS desde su primera versión. Se cree que fue inventada por la compañía Xerox PARC.

Sabías que lo que mandas a la papelera no se borra

La mayoría de los virnautas no piensan en lo que pasa con sus archivos cuando se borran del disco duro. Sólo se convierte en una pregunta, o más bien en un problema, cuando borramos algo por equivocación. Es en ese momento de terror cuando alguien decide investigar que pasa con los datos borrados, ya sea que los mandaste o no a la papelera de reciclaje, y así poder conseguir la manera de recuperarlos.

La verdad es que el proceso es bastante interesante y diferente a lo que creeríamos que pasaría. Si presionamos la tecla Suprimir luego de seleccionar un archivo, este irá directamente a la papelera de reciclaje, esta luego la puedes vaciar para que ese y otros archivos que estén dentro se borren para siempre. O se puede usar un atajo de teclado presionando Shift+Supr te saltarás el paso de ir a la papelera de reciclaje.

Qué pasa realmente cuando borras archivos?

Primero que nada cuando borras un archivo y este va a la papelera de reciclaje, realmente no lo estás borrando sino que se está moviendo a otra carpeta donde se mantendrá completamente intacto pero sin poder usarse. De hecho, en términos de archivos, es lo mismo que si movieras uno de una carpeta a otra, con la simple diferencia de que la papelera de reciclaje está configurada por defecto para ir borrando los archivos cuando ya tienen mucho tiempo ahí dentro.

Aunque lo lógico sería que el sistema operativo borrase el archivo eliminándolo de forma “física”, la verdad es que esto no es lo que sucede. Lo que pasa realmente es que se borra la referencia al mismo para que sea invisible al sistema operativo, pero el archivo seguirá existiendo en el mismo sector del disco donde estaba ubicado, sin ser modificado. En pocas palabras, el archivo sigue existiendo pero el sistema operativo deja de indexarlo.

Una buena analogía para entender cómo es el proceso, es que alguien remueva el nombre de una persona del directorio telefónico. Ya nadie podrá conseguirlo buscando de esta manera lógica, pero la persona no dejará de existir porque su nombre ya no exista en el directorio. Y además, habrán otras maneras de buscarle y conseguirle eventualmente.

Sin embargo, aunque el archivo siga existiendo, el espacio que ocupaba se mostrará como que está vacío y tarde o temprano, será sobrescrito por otro archivo. Es en estos casos que vienen muy bien esas herramientas para recuperar archivos que han sido borrados porque si se deja pasar mucho tiempo no se podrán conseguir nuevamente.

Por qué el sistema operativo hace esto?

La razón principal tiene que ver con mejorar el rendimiento y la velocidad del sistema, cuando se copia un archivo al disco duro, este puede tardar varios minutos y hasta horas dependiendo de su tamaño.

Por ejemplo, si copias un archivo de 15GB a través de un puerto USB 2.0, este podría tardar unos 15 minutos o más, lo que suele ser tedioso. Sin embargo, cuando borramos un archivo del mismo tamaño el sistema operativo lo hace en pocos segundos, precisamente para que el usuario no tenga que esperar todo ese tiempo esperando que la operación se complete, y al mismo tiempo se le ponga menos estrés al disco duro haciendo este trabajo una y otra vez. Además, si se borrasen por completo todos los archivos, también serían difíciles de recuperar cuando fuese necesario.

La verdad es que ningún dato se borra para siempre de un disco duro, aún cuando vaciemos la papelera de reciclaje. Los datos seguirán existiendo en los mismos sectores del disco duro, y mientras ningún otro archivo sobrescriba ese mismo sector, esos archivos podrán recuperarse con herramientas especiales.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas