° ¡Llegamos a 28.835.200 millones de visitas gracias a ustedes!

Perseidas

De WikicharliE
Logo Astronomia WikicharliE.jpg
Perseidas
Bienvenido a Departamento de Astronomía

Presentación

Meteoritos Show via lactea.jpg

Las Perseidas, popularmente conocidas como las Lágrimas de San Lorenzo, son una lluvia de meteoros de actividad alta. No es la mayor lluvia de meteoros, pero sí la más popular y observada en el Hemisferio Norte debido a que transcurre en agosto, mes de buen tiempo y vacacional por excelencia.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Su período de actividad es largo y se extiende entre el 16 de julio y el 24 de agosto. Su máximo es el 11 de agosto con Tasa Horaria Zenital (THZ) 100, lo que le convierte en la tercera mayor lluvia del año.

Son meteoros de velocidad alta (59 km/s) que radian de la constelación de Perseo o Perseus. Por tanto su alta declinación (58°) no permite su observación en regiones australes, ya que desde el ecuador alcanza tan sólo los 32° de altura.

Las Perseidas son también conocidas con el nombre de lágrimas de San Lorenzo, porque el 10 de agosto es el día de este santo. En la Edad Medieval y el Renacimiento las Perseidas tenían lugar la noche en que se le recordaba, de tal manera que se asociaron con las lágrimas que vertió San Lorenzo al ser quemado en la hoguera.

El registro más antiguo que se tiene de la actividad de las Perseidas es del año 36 d. C. de los anales históricos chinos donde se cita un pico de meteoros en esas fechas. Pero no fue hasta 1835 cuando el astrónomo belga Adofo Quetelet, muestra que se produce una lluvia de meteoros, de forma cíclica en agosto, con su radiante en Perseo.

El cuerpo progenitor de las Perseidas es el cometa 109P/Swift-Tuttle, descubierto por Lewis Swift y Horace Parnell Tuttle el 19 de julio de 1862, posee un diámetro de 9,7 kilómetros y su órbita alrededor del Sol tiene un período de 135 años.

Su última aparición tuvo lugar en 1992 produciéndose en 1993 un pico de actividad con THZ 300. Desde entonces, la actividad ha descendido progresivamente hasta el nivel normal de la actualidad.

En 2009, hubo un paso hacia una corriente de detritos de mayor densidad poblacional, por lo que la THZ fue de 173.

Características de estos meteoroides desprendidos

La mayoría de estos meteoroides desprendidos del Swift-Tuttle son tan pequeños como un grano de arena, o incluso menos. Cuando se cruzan con nuestro planeta impactan contra la Tierra a una velocidad de más de 210.000 kilómetros por hora. Esto es equivalente a recorrer nuestro país de norte a sur en menos de 20 segundos. A estas velocidades el choque con la atmósfera es tan brusco que la temperatura de estas partículas aumenta hasta unos 5000 grados centígrados en una fracción de segundo, por lo que se desintegran emitiendo un destello de luz que recibe el nombre de meteoro o estrella fugaz. Esta desintegración ocurre a gran altura, normalmente entre los 100 y los 80 kilómetros sobre el nivel del suelo. Las partículas más grandes (del tamaño de un guisante o mayores) pueden producir estrellas fugaces mucho más brillantes que reciben el nombre de bólidos.

Algo mucho menos conocido es que las Perseidas también impactan contra la Luna. Pero, puesto que la Luna no tiene atmósfera que la proteja, los meteoroides colisionan directamente contra el suelo lunar a muy alta velocidad y se destruyen de forma brusca. En esa colisión se desprende un breve destello de luz que el ojo humano no puede percibir directamente, pero que puede ser detectado desde la Tierra con la ayuda de telescopios. Por desgracia sólo se perciben los destellos que se producen contra la zona no iluminada de la Luna, pues son los que contrastan contra el fondo oscuro. El estudio de estos destellos nos permite a los científicos obtener datos muy relevantes sobre las colisiones que se producen contra la Luna y contra la Tierra.

Lluvia de estrellas de las Perseidas 2013

Es uno de los espectáculos clásicos de las noches de verano en el Hemisferio Norte. De hecho, a pesar de no ser la más intensa, es la más popular de las lluvias de estrellas que se producen a lo largo del año. Y esto se debe sobre todo a que las noches de verano favorecen su observación.

Como dijimos antes, las Perseidas están producidas por el cometa Swift-Tuttle, que gira alrededor del Sol cada 133 años. Cada vez que se aproxima a nuestra estrella el Swift-Tuttle se calienta, emitiendo chorros de gas y pequeñas partículas sólidas que forman la cola del cometa. Todos los años la Tierra cruza esta cola desde, aproximadamente, finales de julio hasta finales de agosto, lo cual provoca que estas partículas, denominadas meteoroides, choquen contra la atmósfera. Conforme la Tierra se va adentrando en esta nube de meteoroides que el cometa deja a su paso el número de partículas va siendo cada vez mayor, por lo que la actividad de las Perseidas va aumentando. Este año esa actividad llego a su máximo durante la noche del 12 al 13 de agosto. Y, por suerte para quienes quieran disfrutaron de ellas, la Luna apenas interferirá con la observación, pues se oculto a primeras horas de la noche. No fue necesario utilizar telescopio ni ningún otro tipo de instrumento. Basto con observar el cielo desde algún lugar lo más oscuro posible, lejos de la contaminación lumínica de las ciudades.

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas