¡Llegamos a 27.900.574 visitas gracias a ustedes! ☆

Qué le sucede a tu cuerpo si bebes Coca-Cola

De WikicharliE
Qué le sucede a tu cuerpo si bebes Coca-Cola
Bienvenido a Departamento de Salud de WikicharliE

Presentación

Pascuero Coca Cola3.jpg

Gloria Gilbert, citada por el sitio True Activist destaca que la Coca-Cola sirve para todo menos para beber, ya que es nefasta para la salud. Pero ¿cómo afecta este producto al organismo humano?

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Después de 10 minutos

Las diez cucharadas de azúcar contenidas en un vaso de Cola suponen un golpe devastador para el organismo. Sin embargo, después de beber una lata de Coca-Cola una persona no vomita inmediatamente, ya que el ácido fosfórico suprime el efecto del azúcar.

Después de 20 minutos

Se produce un aumento de los niveles de insulina en el torrente sanguíneo. El hígado transforma todo el azúcar en grasa.

Después de 40 minutos

La ingestión de la cafeína ya se ha completado. Las pupilas se dilatan. La presión arterial aumenta, ya que el hígado libera más azúcar a la corriente sanguínea. Los receptores de adenosina se bloquean, impidiendo así la somnolencia.

Después de 45 minutos

El cuerpo incrementa la producción de dopamina, una hormona que estimula el centro de placer del cerebro y que tiene el mismo principio de funcionamiento que la heroína.

Después de 1 hora

El ácido fosfórico se une al calcio, al magnesio y al zinc en el tracto gastrointestinal, sobrealimentando así el metabolismo. Aumenta la eliminación de calcio a través de la orina.

Después de más de 1 hora

Se hace sentir el efecto diurético de la bebida. El organismo elimina calcio, magnesio y zinc, componentes de los huesos, así como el sodio. En este momento la persona se siente irritable o débil. En este contexto True Activist se pregunta si los consumidores son conscientes del 'cóctel' que están ingiriendo cuando beben una botella de Coca-Cola y disfrutan de su innegable efecto refrescante.

El anuncio más grande de Coca-Cola del mundo, está en Chile


Ingredientes

El ingrediente activo de la Coca-Cola es el ácido ortofosfórico. Debido a su alta acidez, las cisternas en las que se transporta el concentrado tienen que ser resistentes a materiales altamente corrosivos. En general, la composición de uno de los productos más promocionados de la compañía Coca-Cola, la Coca-Cola Light sin cafeína, deja mucho que desear.

  • Esta bebida contiene agua carbonatada, E150d, E952, E950, E951, E338, E330, E211 y aromas.
  • El agua carbonatada es agua con gas. Provoca secreción gástrica, incrementa la acidez del jugo gástrico y causa flatulencia. Además, no se utiliza agua mineral, sino agua convencional filtrada.
  • E150d: es un colorante alimenticio obtenido al procesar azúcar a determinadas temperaturas, con o sin adición de reactivos químicos. En el caso de la Coca-Cola, se le agrega sulfato de amonio.
  • E952: es ciclamato sódico, un sustituto del azúcar. El ciclamato es un producto químico sintético con un sabor 200 veces más dulce que el azúcar y que se utiliza como edulcorante artificial. En 1969 fue prohibido por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA), ya que esta substancia, igual que la sacarina y el aspartamo, causó cáncer en la vejiga urinaria de ratas. En 1975 empezó a prohibirse también en Japón, Corea del Sur y Singapur. En 1979 la OMS (Organización Mundial de la Salud) volvió a permitir el uso de ciclamatos.
  • E950: es acesulfamo de potasio, un compuesto 200 veces más dulce que el azúcar que contiene éter de metilo y agrava el funcionamiento del sistema cardiovascular. Asimismo, contiene ácido aspártico, una sustancia que también puede excitar el sistema nervioso y con el tiempo puede crear adicción. El acesulfamo se disuelve de mal y no se recomienda que lo consuman niños ni mujeres embarazadas.
  • E951: es aspartamo, utilizado como sustituto del azúcar en productos para diabéticos. Es químicamente inestable, ya que a temperaturas elevadas se descompone en metanol y fenilalanina. El metanol es muy peligroso: entre 5 y 10 mililitros son suficientes para destruir el nervio óptico y causar ceguera irreversible. Cuando los refrescos se calientan el aspartamo se transforma en formaldehído, un potente carcinógeno.
  • E338: es ácido ortofosfórico. Puede causar irritación de la piel y los ojos. Se utiliza para la producción de sales de ácido fosfórico de amoníaco, sodio, calcio, aluminio y también en la síntesis orgánica para la producción de carbón vegetal y cintas de película, de materiales refractarios, cerámica, vidrio, fertilizantes, detergentes sintéticos, y en la industria médica, metalúrgica, textil y del petróleo.
  • E330: ácido cítrico. Está muy extendido en la naturaleza y se utiliza en la industria farmacéutica y en la alimentaria. Las sales de ácido cítrico (los citratos) se usan en la industria alimentaria y, en medicina, para conservar la sangre.
  • E211: es benzoato de sodio, utilizado como agente antiséptico y antifúngico en productos alimenticios como confituras, zumos y yogures de frutas. No se recomienda que lo consuman los asmáticos y las personas que son sensibles a la aspirina. Un estudio realizado por Peter Piper, de la británica Universidad de Sheffield, desveló que este compuesto causa un daño significativo al desactivar el ADN. Esto puede derivar en cirrosis y en enfermedades degenerativas como el párkinson.

La conspiración de la comida rápida

La hamburguesa en WikicharliE.jpg

Existen por lo menos cuatro hechos alarmantes de que las compañías adoptan medidas de forma intencionada para convertir en adictos a sus consumidores.

1. Los vendedores de comida rápida actúan conscientemente como vendedores de drogas

David Ludwig MD, PhD
Michael Moss Premio Pulitzer 2010

Nadie come con locura zanahorias cocidas o pescado, pero sí nos atiborramos de papas fritas, que son el equivalente alimenticio de la más potente de las drogas. Y es que las papas han sido 'diseñadas' para provocarnos este comportamiento.

Los estudios indican que la comida chatarra es adictiva. La investigación de David Ludwig,[1] del Hospital Infantil de Boston[1], citado por el diario 'Daily Mail', detectó que nuestra actividad cerebral después de comer ciertos alimentos procesados es similar a la de los consumidores de heroína.

Los investigadores han revelado que el abuso de sustancias y alimentos con un alto contenido glucémico, como el pan blanco y las patatas, puede desencadenar el mismo mecanismo cerebral que crea las adicciones. Comer carbohidratos altamente procesados puede provocar un exceso de hambre y estimular las zonas del cerebro implicadas en los antojos y la gratificación, según el estudio.

Esta propiedad de la comida rápida no supone ninguna novedad para los fabricantes. Es por eso que actúan como vendedores de drogas. Por ejemplo, el 20% de los aficionados a la Coca-Cola consumen el 80% de toda la cola producida, indica el periodista ganador del Premio Pulitzer Michael Moss [2]en su libro 'Salt Sugar Fat: How the Food Giants Hooked Us' ('Azúcar, sal y grasa. Cómo nos enganchan los gigantes de la alimentación'). Por lo tanto, el objetivo de la empresa es satisfacer las necesidades de sus clientes más fieles, que ya son adictos y requieren cantidades cada vez mayores.

2. La mayoría de la comida 'sana' no lo es

Las compañías fabricantes de alimentos añaden azúcar a casi todos los productos, desde el yogur hasta el pan de trigo. Por lo tanto, si usted no tiene su propio huerto, vacas y unos cuantos pollos para alimentarse es prácticamente imposible evitar la adicción.

3.Fabricantes invierten mucho dinero en convencer a consumidores de que la adicción no existe

La adicción de los consumidores supone un negocio de miles de millones de dólares para los fabricantes de comida rápida, que por este motivo emprenden todos sus esfuerzos para engañar a sus clientes e intentar demostrar que las numerosas investigaciones en esta área no son nada más que ficción.

Por ejemplo, el marzo pasado el sitio Fox News publicó un artículo en el que un científico aseguraba que un estudio que realizó con ratas demostró que la comida con altos contenidos de grasas, azúcar y sal no crea adicción.

"Estamos programados biológicamente para responder a ciertos sabores, texturas y colores, pero eso no significa que sea una adicción", dijo Gabriel Harris, profesor asistente de ciencia de los alimentos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

El modelo de negocio de los mayores productores de alimentos se basa en no escatimar esfuerzos para que las personas dependan desde la infancia de los alimentos que estas empresas producen. Por lo tanto, van a hacer todo lo posible para garantizar que la obesidad se extienda por todo el mundo, distorsionando la información en todas partes.

4. Es casi imposible superar la adicción

Salir del círculo vicioso de la adicción es casi imposible, afirman los científicos. Los amantes de las hamburguesas desarrollan resistencia a la hormona leptina que controla el apetito y no pueden controlar su comportamiento alimenticio, destacan los científicos.

El consumo frecuente de comida rápida puede convertirse en un problema tan difícil de tratar en el campo médico como la adicción a las drogas, ya que una persona sufre un cuadro de ansiedad similar al síndrome de abstinencia.

Esto es lo que ocurre si bebes Coca-Cola todos los días durante un año

Mantener un estilo de vida saludable puede reducir el riesgo, por ejemplo, de padecer cáncer. La alimentación puede influir en la aparición de esta enfermedad, que afecta a 2,66 millones de europeos cada año. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud acaba de presentar el Código contra el Cáncer, en el que proponen 12 recomendaciones para disminuir el riesgo de sufrir un tumor. Entre esas medidas, podemos citar una: limitar el consumo de bebidas azucaradas. ¿Cuánto nos afecta tomar productos como Coca-Cola o Pepsi?

Primera consecuencia: Aumento de peso

El consumo de bebidas azucaradas, entre las que destacan especialmente las carbonatadas (como la Coca-Cola, entendiendo ésta como 'marca genérica' de bebidas de cola), se relaciona con un inevitable aumento de peso. Según estimaciones de 2014, la obesidad y el sobrepeso afectan ya a uno de cada cinco niños en los países del área de la OCDE. La epidemia más grave de las regiones desarrolladas está causada por dos razones: dietas ricas en grasas y azúcares y una baja actividad física.

¿Por qué consumir Coca-Cola engorda?

Cada lata de 330 mililitros tiene cerca de 39 gramos de azúcar, lo que equivale aproximadamente a 10 terrones. La Coca-Cola Zero es, sin embargo, endulzada con aspartamo, que logra el mismo sabor dulce con sólo 0,3 g. La diferente densidad de las latas es el motivo por el que una lata de Coca-Cola normal se hunde, mientras que una Zero flota.

La razón de que consumir Coca-Cola nos haga aumentar de peso es sencilla: presenta un alto índice glicémico y un bajo índice de saciedad. En otras palabras, en cada lata de este refresco hay demasiado azúcar, pero al beberlo, no llenamos lo suficiente nuestro estómago, y seguimos teniendo hambre. revista Nutrición Hospitalaria[2] En ese sentido, una revisión publicada en la señaló la asociación entre el consumo de bebidas azucaradas y el aumento de peso. Por ejemplo, la ciencia ya ha demostrado que reducir una porción diaria de 355 ml de estos refrescos se relaciona con una pérdida de peso de 0,7 kg.

En ese artículo se comenta una investigación realizada en 2012, en la que participaron 224 adolescentes con sobrepeso y obesidad de 14 y 15 años, que regularmente consumían bebidas azucaradas como la Coca-Cola. La mitad de los voluntarios tuvieron que abandonar los refrescos durante un año, tomando en su lugar agua. El otro grupo no tuvo ninguna restricción alimentaria. ¿El resultado? El aumento de índice de masa corporal (la relación entre el peso y la altura) aumentó significativamente en los jóvenes que siguieron bebiendo productos azucarados.

Los kilos de más que cogemos gracias al consumo de Coca-Cola se asocian también con problemas de salud, como la aparición de diabetes tipo 2. Una investigación publicada en JAMA mostró la relación entre las bebidas azucaradas y la aparición de esta enfermedad. ¿La causa? El aumento desmesurado de calorías y la concentración de azúcares que se absorben rápidamente en sangre.

En ese sentido, la tecnología puede ser una gran aliada a la hora de realizar recomendaciones nutricionales. Recientemente científicos desarrollaron una lengua electrónica, que permite determinar el índice glicémico de estas bebidas, para así ayudarnos a cuidar nuestra salud y no abusar de este tipo de productos.

Segundo efecto: ¿problemas para respirar?

Aumentar de peso si consumimos demasiada Coca-Cola parece una consecuencia, cuanto menos, lógica. ¿Qué otros efectos puede haber sobre nuestra salud? Por sorprendente que parezca, recientes investigaciones han apuntado que las bebidas azucaradas podrían estar detrás del aumento de la incidencia de asma.

Este trastorno está caracterizado por los problemas para respirar que sufren los pacientes. Sus vías respiratorias se hinchan y estrechan, lo que hace que el aire tenga menos espacio por el que pasar, apareciendo también cierta opresión en el pecho y la característica tos.

Tres estudios (en Suecia, Estados Unidos y Australia) señalarían inicialmente a refrescos como la Coca-Cola como culpables del aumento de asma en la población. Posteriormente, una investigación realizada en más de 2.400 niños de once años de edad demostró que el consumo de bebidas azucaradas (zumos de frutas industriales y refrescos) se asocia con una mayor incidencia de asma.

Los jóvenes que tomaban más de 21 vasos de estas bebidas azucaradas o más de 10 vasos de zumo a la semana tenían un riesgo más alto de sufrir este trastorno respiratorio. ¿Cuál es la razón? Según la investigación publicada en European Journal of Clinical Nutrition[3], el motivo podría ser que el aumento de azúcar favorezca la inflamación, tan característica del asma.

Esta relación positiva entre el consumo de bebidas azucaradas o zumos industriales con el asma ha sorprendido a muchos científicos. De confirmarse en próximos estudios, la medicina contaría con una estrategia preventiva para disminuir la incidencia de esta enfermedad respiratoria: promover la reducción del consumo de azúcar en la población.

¿Afecta a nuestro cerebro?

Cerebro humano.jpg

A pesar de los efectos negativos que parece que producen estas bebidas, es indudable la potencial adicción que causan. Tienen un buen sabor, se consumen a bajas temperaturas y tienen ese refrescante toque que hace que la Coca-Cola sea uno de los productos favoritos de la población.

La Coca-Cola te hace envejecer antes

Sharing Can de Coca-Cola.jpg

Cabe destacar una investigación publicada en American Journal of Public Health[4], y reseñada en The Guardian, que muestra que los efectos negativos conocidos hasta el momento podrían ser sólo la punta del iceberg.

Y es que su estudio ha analizado los hábitos nutricionales de más de 5.300 adultos entre 20 y 65 años. La relación entre el consumo de bebidas azucaradas y su nivel de envejecimiento celular era alarmante. ¿Por qué? Al medir los telómeros (que funcionan como capuchones de nuestros cromosomas) comprobaron que sus relojes moleculares estaban adelantados una media de 4,6 años más de lo que deberían.

El acortamiento de estos capuchones puede provocar, a medio o largo plazo, la aparición de células cancerosas, ya que su función principal es proteger al ADN. No obstante, es importante señalar que esta investigación está en una fase muy preliminar, y que necesitamos más estudios que demuestren la relación causa-efecto entre el consumo de bebidas como la Coca-Cola y el envejecimiento celular.

En resumen, tomar demasiadas bebidas azucaradas puede ocasionar serios perjuicios sobre nuestra salud. Además del consecuente aumento de peso, consumir a diario productos como la Coca-cola puede llegar a provocar la aparición de problemas como la diabetes o el asma. Reducir nuestro consumo de estas bebidas nos permitirá mantener una vida saludable. ¿Eres capaz de evitar esta curiosa adicción por los refrescos durante un año?

Ingredientes

Agua carbonatada

Esto es agua con gas. Provoca la secreción gástrica, aumenta la acidez del jugo gástrico y provoca mucha flatulencia. Además, no se utiliza agua de manantial, sino agua común filtrada.

E150D

Colorante para alimentos, obtenido a través de la transformación del azúcar a temperaturas específicas, con o sin adición de reactivos químicos. En el caso de Coca-Cola, se agrega el sulfato de amonio.

E952

Ciclamato de sodio es un sustituto del azúcar. El ciclamato es un químico sintético, tiene sabor dulce, que es 200 veces más dulce que el azúcar y se utiliza como un edulcorante artificial. En 1969 fue prohibido por la FDA, puesto que así como la sacarina y el aspartamo, causaba cáncer de vejiga en ratas. En 1975, la prohibición alcanzó también a Japón, Corea del sur y Singapur. En 1979, la WHO (World Health Organization), "¿quién sabrá por qué?" rehabilitó al ciclamato y lo reconoció como seguro.

E950

Acesulfamo potásico. 200 veces más dulce que el azúcar, conteniendo metil éter, el cual daña el funcionamiento del sistema cardiovascular. Asimismo, contiene ácido asparagínico que también puede causar un efecto excitante sobre nuestro sistema nervioso y con el tiempo puede llevar a la adicción. El Acesulfamo no se recomienda para su uso por niños y mujeres embarazadas.

E951

Aspartamo. Un azúcar sustituto para los diabéticos y es químicamente inestable: a temperaturas elevadas se descompone en metanol y fenilalanina. El metanol es muy peligroso: 5-10 ml puede causar la destrucción del nervio óptico y la ceguera irreversible. En bebidas calientes, el aspartamo se transforma en formaldehído que es carcinógeno muy fuerte. Un número de casos de envenenamiento con aspartamo incluye: inconsciencia, dolores de cabeza, fatiga, mareos, náuseas, palpitaciones, aumento de peso, irritabilidad, ansiedad, pérdida de memoria, visión borrosa, desmayos, conjunto dolores, depresión, fertilidad, pérdida auditiva y etc.. El aspartamo también puede provocar las siguientes enfermedades: cerebro, tumores, MS (esclerosis múltiple), epilepsia, enfermedad de Graves, fatiga crónica, enfermedad de Alzheimer, diabetes, deficiencia mental y la tuberculosis.

E338

Ácido ortofosfórico. Esto puede causar irritación de la piel y los ojos. Se utiliza para la producción de ácido fosfórico, sales de amonio, sodio, calcio, aluminio y también en síntesis orgánica para la producción de carbón vegetal y cintas de película, para la producción de materiales refractarios, cerámica, vidrio, fertilizantes, detergentes sintéticos, medicina, metalurgia e industrias textil y del aceite. El ácido ortofosfórico en los alimentos se utiliza en la producción de agua carbonatada y para la preparación de ingredientes de repostería. Es sabido que el ácido ortofosfórico interferir con la absorción del calcio y del hierro del cuerpo, que puede causar debilitamiento de los huesos y la osteoporosis. Otros efectos secundarios son erupciones de piel y sed.

E-330

Ácido cítrico. Está muy extendido en la naturaleza y es utilizado en las industrias farmacéutica y alimentaria. Sales del ácido cítrico (citratos) se utilizan en la industria alimentaria como ácidos, conservantes, estabilizantes y en campos médicos – para preservar la sangre.

E211

Benzoato de sodio. Se utiliza en la producción de algunos productos alimenticios, como agente antibacteriano y fungicida. Estos productos están presentes en las mermeladas, zumos de fruta y yogures de frutas. No se recomienda para su uso por los asmáticos y personas que son sensibles a la aspirina. Un estudio realizado por Peter Piperat de la Universidad de Sheffield en Gran Bretaña, encontró que este compuesto causa importantes daños al ADN. Según sus palabras, el Benzoato de Sodio que es un componente activo en preservativos no destruye el ADN, pero lo desactiva. Esto puede conducir a la cirrosis y enfermedades degenerativas como la enfermedad de Parkinson. Entonces, ¿que resulta? Bueno, resulta que "la receta secreta" de Coca-Cola es sólo un juego de publicidad. Qué clase de secreto puede estar ahí, cuando es bien conocido por nosotros que esta es una solución diluida de cocaína con conservantes, colorantes, estabilizadores y etc. Es decir, esto es una adicción a la cocaína legalizada además de veneno puro. La Coca-Cola es aún peor, porque el aspartamo, reemplaza el azúcar, volviéndose el más puro veneno neurotóxico.[5]

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • Los aromas son aditivos aromáticos desconocidos.
  • La Coca-Cola Diet es todavía peor, ya que el aspartame, que reemplaza el azúcar en este refresco, convierte la bebida en un veneno neurotóxico puro.

Curiosidades

  • El mayor anuncio de Coca-Cola en el mundo está instalado sobre una colina. Su nombre es "El Hacha", en Arica (Chile), mide 122 metros de ancho por 40 metros de altura y está construido con 70.000 botellas de Coca-Cola.
  • En 1914 la compañía tenía más de 2.300.000 m de muros pintados con el logo de la marca. El más antiguo data de 1894, todavía existe y se encuentra en la ciudad de Casterville (Georgia).
  • En una encuesta efectuada los primeros días del año 1997, Coca-Cola es la segunda marca más valorada en el mundo, detrás de McDonald's y por delante de Disney, Kodak, Sony, Gilette, Mercedes-Benz, Levi's, Microsoft y Marlboro.
  • Si toda la Coca-Cola fabricada hasta ahora sustituyera el caudal de agua de las Cataratas del Niágara, esta corriente estaría fluyendo casi 37 horas , más de un día y medio.
  • En un día normal en los Estados Unidos, 66 millones de personas toman Coca-Cola. El cliente con mayor volumen de ventas de Coca-Cola es el Varsity Restaurant de Atlanta, en el estado de Georgia. Sirve 3 millones de litros al año.
  • La inmensa piscina en la que imaginariamente se vertiera toda la Coca-Cola que se ha fabricado hasta ahora tendría casi 30 km. de longitud y cerca de 13 km. de anchura. En esta gigantesca piscina cabrían 512 millones de personas.
  • Coca-Cola se parece a una nación en si misma. Sus representantes en el extranjero a menudo disfrutan de una posición similar a la de un embajador.
  • Si se pusiese toda la Coca-Cola que se ha fabricado hasta ahora en botellas de tamaño normal y se colocaran en fila una detrás de otra, harían el recorrido de ida y vuelta hasta la luna 1.045 veces, es decir un viaje diario durante más de dos años.
  • Si se pusiera toda la Coca-Cola que se ha fabricado hasta ahora en botellas de tamaño normal (20cc.) y se repartieran entre todas las personas que habitan en el planeta, a cada persona le corresponderían 767 botellas, o lo que es lo mismo casi 32 cajas de 24 botellas cada una.

Enlaces de Interés

  1. childrenshospital.org/ David Ludwig, MD, PhD
  2. nutricionhospitalaria/Pagina oficial Cons.5Dic 2014
  3. European Journal of Clinical Nutrition ISSN: 0954-3007 EISSN: 1476-5640
  4. American Journal of Public Health/Cons.5Dic 2014
  5. getholistichealth/Have you ever wondered what exactly Coca Cola is?/Cons.5Dic 2014

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas