¡Llegamos a 27.900.574 visitas gracias a ustedes! ☆

Viña del Mar

De WikicharliE
Viña del Mar
Bienvenido a Ciudades y Pueblos de Chile de WikicharliE

Presentación

Viña del Mar, también conocida tradicionalmente como «Ciudad Jardín», es una ciudad y comuna chilena perteneciente a la provincia y región de Valparaíso, Chile, que en conjunto con las comunas de Valparaíso, Quilpué, Villa Alemana y Concón forman el Área Metropolitana de Valparaíso.[1]

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Historia

Orígenes

Los primeros españoles que llegaron a la zona del valle de Peuco, lugar en donde desemboca el estero Marga Marga, se repartieron el territorio en dos grandes haciendas. Al norte del curso de agua se encontraba la Viña de la Mar, cuyo nombre se debió a que uno de sus primeros dueños plantó un viñedo que se mantuvo en el lugar hasta que fue arrasado por un temporal en el año 1827, y al sur las Siete Hermanas cuyo nombre aludía a las siete colinas que separan el cerro Castillo, que antiguamente estaba unido al Recreo, del cerro Barón.[2]

A comienzos del siglo XVII, ambas haciendas fueron adquiridas por el comerciante portugués avecindado en Valparaíso Francisco Alvares, que pagó en conjunto una cifra cercana a los $100.000.3​ Al fallecer Alvares ambas propiedades quedaron bajo la administración de su viuda, Dolores Pérez, quien comenzó a arrendar pequeñas parcelas situadas en sus terrenos, señalando un precedente para la urbanización de la zona. La historia de Viña del Mar se inicia con la llegada de los conquistadores y la división del valle de Peuco en dos grandes haciendas: la "Siete Hermanas", llamada así por las siete colinas que se ubican entre el Cerro Castillo y el Cerro Barón, y "La Viña del Mar", denominada así por los viñedos plantados en los terrenos que hoy ocupa el Palacio Rioja.

1870

La única heredera de las tierras que dieron origen a Viña del Mar era doña Mercedes Álvarez, casada con José Francisco Vergara, ingeniero que había llegado a la región para trabajar en las obras del ferrocarril. Fue él quien elaboró un proyecto, aprobado el 29 de diciembre de 1874, mediante el cual se funda oficialmente la ciudad de Viña del Mar, y cinco años después, la Ilustre Municipalidad.

Pronto comenzó la llegada de los primeros veraneantes que construyeron sus quintas, en las calles Álvarez, del Comercio (hoy calle Valparaíso), Cerro Castillo y la Avenida Marina. Entre los primeros propietarios del balneario destacan personajes pertenecientes a las familias chilenas como don Isidoro Errázuriz, doña Encarnación Fernández de Balmaceda, Francisco de Paula Taforó, Ignacio Prado, Benjamín Vicuña Mackenna, la familia Subercaseaux, junto con una numerosa presencia de extranjeros. En esta misma época se construía el Gran Hotel, el Club de Viña y, en las últimas décadas del siglo XIX, los baños termales de Miramar. Pero la más conocida de todas las construcciones viñamarinas, hasta hoy día, es el palacio de estilo veneciano de la Quinta Vergara, construido por doña Blanca Vergara de Errázuriz, propiedad de la familia que dio origen al balneario.

Ya a fines del siglo XIX, durante el verano, la sociedad santiaguina se trasladaba hacia Viña del Mar y allí seguía con rigurosa minuciosidad los rituales del veraneo. La rutina diaria se iniciaba en la playa, principalmente en Recreo, la playa de moda, o en la de Miramar. Los trajes de baño de los hombres eran mamelucos a listas de colores; los de las damas, siempre azules, rojos o blancos, un chaquetón hasta la rodilla y pantalón bombacho atado a los tobillos. A mediodía, se subía al Casino, donde se tomaba el aperitivo y se iniciaban los bailes matinales. Después del almuerzo, los veraneantes se dirigían en tren hacia el Puerto, donde paseaban, se hacían compras y se tomaba el té en los salones. Por la tarde, paseos bordeando el Miramar que eran verdaderos desfiles de lujo; en la noche, la infaltable reunión en el Gran Hotel o en el Club de Viña. Algunos días especiales, la asistencia obligada era a las carreras hípicas en el Sporting Club.

La imagen nos muestra la primera fotografía aérea tomada en Chile desde el biplano del el aviador francés Marcel Paillette, sobre Viña del Mar en marzo de 1912
.

La ciudad de Viña del Mar, sus construcciones y su estilo de vida, fueron el centro de lo que podría llamarse la "belle époque" chilena, que terminaría con la irrupción de nuevos actores sociales a la política chilena y, finalmente, con la gran crisis del año 1929.[3]

Creación de la Municipalidad de Viña del Mar

Durante diciembre de 1874 se había establecido la ciudad de Viña del Mar, a través del Decreto de Fundación, expedido por el Intendente de Valparaíso, Francisco Echaurren. Desde este año la población comenzó un gran crecimiento, que se concentró principalmente alrededor de la línea férrea, que cruzaba la localidad.

Observamos las residencias de connotados personajes, como la de Isidro Errázurriz, Antonio Subercaseaux, Juan Prain, Juan de Dios Arlegui, Francisco de Paula Taforó y Benjamín Vicuña Mackenna, entre otros. Es así que en 1876 nace la creciente necesidad entre los vecinos de formar una municipalidad, ya que “… contando con una población (más de dos mil personas) y buenos edificios por un valor cercano a los $175.00”[4], era imprescindible tener una mayor autonomía en la toma de decisiones de la ciudad.

En efecto, desde la fundación de Viña del Mar, ésta había dependido de las resoluciones acogidas por Valparaíso, contando para estos efectos con un Subdelegado que era designado para atender la necesidad de la localidad. Esta situación había generado muchos contratiempos, porque los habitantes sentían que no se recibían sus solicitudes oportunamente y esto había significado un lento desarrollo en la ciudad.

La idea de crear una comuna fue principalmente promovida por don Benjamín Vicuña Mackenna, quien se convirtió en su mayor propagandista, no dejando ocasión para manifestar las bondades de la ciudad y la necesidad de dirigirse sola.

En febrero de 1878, un grupo de vecinos encabezado por Benjamín Vicuña Mackenna, hizo presente al intendente de Valparaíso, don Eulogio Altamirano, una solicitud en la que señalaban que:

“V. S. Se digne a elevar y patrocinar ante S. E. el Presidente de la República la petición que hacemos para que, previo acuerdo del Consejo de Estado, se decrete la creación de una Municipalidad para la Subdelegación de Viña del Mar”[5].

22 de febrero de 1879: El intendente Altamirano presenta un informe al presiente de la república, en el cual manifestaba su intención para que se concretara la moción hecha por los vecinos de Viña del Mar.

31 de mayo de 1878: El Supremo Gobierno dicta el Decreto de creación de la Municipalidad de Viña del Mar, celebrando, finalmente, su instalación el 4 de mayo de 1879, y la primera sesión ordinaria el día 7 de mayo de 1879. Las reuniones se realizaron inicialmente en las dependencias del “Hotel Viña del Mar”, como lo indica el acta, recinto ubicado en la calle Álvarez.

En el Acta de Instalación de la Municipalidad, señala el intendente “su sentimiento por la circunstancias actuales de la guerra que se encuentra empeñada la nación, no le fuese posible a la Ilustre Municipalidad de Valparaíso llevar a cabo proyectos que él tenía meditados hacía tiempo y que eran de gran importancia para los pueblos de Valparaíso y Viña del mar; pero que no desespera que esos proyectos tuvieran su realización en un tiempo no muy lejano.”

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. wikipedia/Viña del Mar
  2. wikipedia/Viña del Mar
  3. Memoria Chilena/Un balneario de la alta sociedad Viña del Mar
  4. Basulto, Renato; 75 años de Viña del Mar, Imprenta y litografía Sánchez, Valparaíso, 1954
  5. Basulto, Renato; 75 años de Viña del Mar, Imprenta y litografía Sánchez, Valparaíso, 1954

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas