¡Llegamos a 28.801.233 millones de visitas gracias a ustedes!

Orozimbo Barbosa

De WikicharliE
Revisión a fecha de 20:09 4 jul 2020; Algoritmoxis (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Orozimbo Barbosa
Bienvenido a Personajes Destacados de nuestra Historia

Héroe de la Guerra del Pacífico

Orozimbo Barboza Puga.jpg

Bandera Chilena mini.png Orozimbo Barbosa Puga (☆ Chillán el 5 de marzo de 1838 - † Placilla de Peñuelas, Región de Valparaíso, 28 de agosto de 1891) fue un militar chileno, de destacada participación en las campañas de reconquista de la Araucanía, la Guerra del Pacífico y la Guerra Civil de 1891.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Su padre fue el sargento mayor Juan Barbosa, veterano de la guerra por la Independencia con 31 años al servicio de la nación, y su madre doña Dolores Puga, hija del coronel Salvador Puga. Con estos antecedentes familiares no es de extrañar que el joven Orozimbo se inclinara por la carrera militar. De sus hermanos sobresalen Mauricio y Quintiliano, quienes seguirían el mismo camino.

1856

23 de abril de 1856 Orozimbo Barbosa ingresa al Ejército de Chile.

1858

Como subteniente abanderado del Batallón Buin 1º de Línea, es ascendido a teniente. Cabe recalcar que el joven oficial sirvió ininterrumpidamente en esa unidad hasta 1867.

1859

Su bautismo de fuego en la revolución de 1859, donde combatió a favor del gobierno del presidente Manuel Montt. La destacada actuación del teniente Barbosa en la defensa de la ciudad de Rancagua sucedió el 16 de febrero de 1859, al derrotar a una montonera que atacó esta plaza y tomó una pieza de artillería. Esa noche y a las órdenes del coronel don Francisco Porras, batió nuevamente la mencionada montonera derrotándola definitivamente.[1]

2 de mayo de 1859: Incorporado a otra fuerza del cuerpo que venía a las órdenes del teniente coronel de Guardias Nacionales don Félix García Videla, atacaron en la rinconada de Pichiguao a las montoneras de Carrera, Fernandois y Arce, venciéndolas por completo.[2] Por estos hechos de armas el gobierno le concede el ascenso a capitán graduado, el que se hace efectivo en 1861.[3]

Tras su bautismo de fuego en la Revolución de 1859, se encuentra preparado para uno de los más grandes desafíos hasta ese momento, el cual marcaría su fama de guerrero innato: las campañas de La Araucanía, en la que su inteligencia y carácter decidido le darían los nuevos conocimientos que más tarde aplicaría en beneficio de la patria.

1861-1864

Es así que en el año 1861 el capitán Orozimbo Barbosa se traslada a la frontera de Arauco para contribuir en las distintas misiones a las que sería encomendado.

2 de noviembre de 1861 hasta el 6 de abril de 1864: Esta bajo las órdenes del coronel Cornelio Saavedra

1867-1871

7 de octubre de 1867 hasta el 20 de noviembre de 1871: Esta bajo las órdenes del mismo coronel y del general Basilio Urrutia. Durante ese período participó en la fortificación de las plazas de Negrete, Mulchén, Toltén y Queule[4].

1870

Es ascendido a teniente coronel y en 1876 era ya coronel graduado.

Guerra del Pacifico

1879

Es llamado a servir a la patria en el más grande y extenso conflicto armado que haya tenido Chile en su historia y donde daría pruebas de su capacidad como hombre y jefe de armas, de carácter intachable y de una lúcida inteligencia.

  • mayo de 1879: Al coronel Barbosa se le encomienda formar al Batallón Cazadores del Desierto;[5] la formación e instrucción de la unidad concluyó en San Bernardo en septiembre de 1879, fecha en la que se dispuso la orden de ser embarcados al teatro de operaciones en el norte. Sus primeras misiones fueron en la guarnición de Calama, de vigilancia en la frontera con Bolivia. Estuvo al mando de las persecuciones a las montoneras bolivianas que permanecían en aquel sector, que se limitaban a unos pocos cientos de rebeldes que se tomaron San Pedro de Atacama, al mando del coronel Carrasco, pero que abandonaron el poblado sin dejar huella. Así lo relata en la carta enviada a su mando por parte del teniente coronel Hilario Bouquet.[6]
  • 18 de noviembre de 1879: Recuperada esta plaza, el coronel Barbosa solicita su traslado, deseando aportar más. En carta del 18 de noviembre, dirigida desde Calama a don Enrique Villegas, le decía: “No sé con quién empeñarme para salir de esta situación pasiva que desempeño en la guarnición de Calama (...) Reniego de mi suerte que me impide estar con el fusil al brazo ofreciendo a mi Patria mi vida, que es todo lo que tengo”.[7]
  • 23 de diciembre de 1879: Es nombrado comandante del Batallón Movilizado Lautaro; el veterano de este batallón, Arturo Benavides Santos, lo menciona en reiteradas ocasiones en sus memorias, describiendo su carácter y entrega en los duros momentos a través de la marcha por el desierto, y el buen trato que daba como jefe a los subalternos, testimoniando en sus escritos las felicitaciones que recibió cuando fue nombrado subteniente.[8]

1880

20 de enero de 1880: Es nombrado Jefe de la IV División del Ejército de Operaciones del Norte, teniendo como jefe de Estado Mayor a don Baldomero Dublé Almeida. La división se componía de los regimientos Buin y Lautaro, una brigada de zapadores, una batería de artillería y un escuadrón de granaderos a caballo, que sumaban en total 3.400 hombres.[9]

La expedición a Mollendo

9 de marzo de 1880: Habiendo desembarcado en Pacocha, donde el Ejército se estacionó por un tiempo para planificar los próximos pasos, el general Escala junto al ministro de Guerra y Marina don Rafael Sotomayor, envían al coronel Barbosa a una expedición a Mollendo –en marzo de 1880‒ con la instrucción de batir las fuerzas de Islay y Mollendo. Debían tomar y destruir los fuertes y sus cañones, desbaratar telégrafos –recogiendo máquinas y útiles‒, arruinar los puentes cercanos a Mollendo, los muelles y sus útiles de embarque, desmantelar máquinas, carros e instalaciones de la línea férrea y apropiarse de lo que fuera de utilidad y si era posible, debían desarmar una locomotora y embarcarla en piezas. Además, se les ordenó destruir la Aduana y sus dependencias, cañerías, depósitos de agua y traer consigo armamento, municiones, animales, y finalmente, imponer una contribución al pueblo.[10] El motivo principal de esta misión se basaba en que Mollendo era un punto estratégico, debido a que por la línea férrea a Arequipa y Puno se hacía el intercambio de productos ultramarinos con los nacionales de los departamentos del sur del Perú y del norte de Bolivia: “Nuestra escuadra debía tener hermética-mente cerrada una puerta de tanta importancia comercial”.[11]

8 de marzo y la mañana del 9 de marzo: La división expedicionaria estaba compuesta por diferentes tipos de unidades: el Navales de la I División, el 3º de Línea y Zapadores de la IV y la Ambulancia y Caballería de la III.

Transportados en el Blanco, Lamar, O’Higgins y Covadonga, desembarcan entre el 8 de marzo y la mañana del 9 de marzo entre Islay y el puerto, e inician la marcha hacia Mollendo para llevar a cabo el cumplimiento de las órdenes emitidas por el Estado Mayor, que debía efectuar el guía de zapadores don Arturo Villarroel Garenzon.

La guarnición de Mollendo había sido abandonada, por lo que el coronel Barbosa toma un piquete de cazadores a caballo y avanza hacia Tambo en persecución de estas fuerzas, que le superaban en número. Bajo estas circunstancias el coronel deja que su aprendizaje en la frontera araucana tome acción y con gran ingenio hace que sus cazadores aten al pehual ‒cincha con argollas para sujetar los animales cogidos con lazo o para transportar objetos pesados‒ fajinas y ramas secas, las que al galopar trepidante y veloz levantan tremenda polvareda que, por la distancia, los peruanos confunden con un gran ejército. Es así que abandonan Tambo y Barbosa y sus cazadores vuelven a puerto el 10 de marzo con prisioneros y algunos mulares y vacunos.

Recibe entonces la dolorosa noticia de los desórdenes provocados por soldados del 3º de Línea, conformado en su mayoría por expatriados de Mollendo, que vieron en este viaje la irresponsable oportunidad de cobrar venganza por ser obligados a abandonar sus propiedades y padecer penurias por días, sino semanas, en espera de un transporte que les permitiera volver a Chile.

14 de marzo de 1880: Lo cierto es que desobedecieron órdenes y armaron caos donde solo debían haber cumplido con su deber. La mañana del 14 de marzo la expedición hace su llegada a Pacocha.

La Batalla de Tacna

26 de mayo de 1880: El coronel Barbosa participa en la Batalla de Tacna, a las órdenes del general Manuel Baquedano. En el parte de guerra que entrega al Estado Mayor, da cuenta de la participación que le cupo a su división en esta acción, explicando en detalle el actuar de la tropa y los jefes y oficiales que, finalmente, hubo de avanzar rechazando al enemigo a la carga de la bayoneta. Diego Dublé Almeida cuenta su impresión acerca del coronel Barbosa y su actitud en el campo de batalla:

“Después de observar el campo, el coronel Barbosa, con su semblante lleno de satisfacción, y en el lenguaje familiar que usaba conmigo, me dijo: ‘Tu hermano (el jefe de Estado Mayor de la 4ª División), no sé cómo ha podido colocar la artillería en aquél cerro. Desde allí les ha hecho pedazos el fuerte ¡Mira, que viejito tan bravo!’ y me mostraba al comandante Robles, del Lautaro, que, espada en mano y a la vanguardia de las guerrillas de su batallón, subía la ladera que conducía al fuerte. Y tomando en seguida aire y lenguaje de jefe, me dijo: ‘Vuelva, señor, donde mi General en Jefe y dígale que si no tengo municiones, ese fuerte lo tomaré a la bayoneta’”.[12]

Toma y Asalto del Morro de Arica

Articulo: Toma del Morro de Arica

7 de junio de 1880: Al coronel Barbosa, junto a su mando de la IV División y el Batallón Lautaro, le cupo la participación en los asaltos que se realizaron a los fuertes del Morro de Arica. Habiendo salido del campamento de Lluta el día 7 a las 4:00 am, para llegar a sus posiciones a las 7:00 am, el ataque al fuerte norte y las fortificaciones en construcción del enemigo se inició, cuando el 4º y 3º de Línea ya habían comenzado su ataque a los fuertes de las alturas. Los peruanos opusieron poca resistencia, haciendo explotar los fuertes y los cañones por medio de minas, resultando más perjudicados ellos que el Lautaro. Luego de un breve tiroteo, se dispersan al ver que se encuentran rodeados por las tropas chilenas y se procede a la toma de los fuertes y la persecución de los dispersos.[13]

Combate de Tarata

19 de julio de 1880: El coronel Barbosa parte desde Calientes con el 2º Batallón del Regimiento Lautaro, a las órdenes del comandante don Eulojio Robles, dos piezas de artillería de montaña, a cargo del teniente Guillermo Nieto, y una sec-ción de la cuarta ambulancia compuesta por cirujano 1º don Hermójenes Ilabaca, el 2º don Senen Herrera Villar y un practicante. En Pachía les esperaba la caballería compuesta por 50 Carabineros, al mando del teniente don José de la Cruz Jiménez, y 25 granaderos, al mando del alférez don Juan Esteban Valenzuela, enviados anteriormente en persecución del coronel Pacheco que había tomado como rehenes a tres oficiales del Lautaro. Por días recorrieron los pueblos del interior llegando a los peligrosos desfiladeros, teniendo que avanzar las piezas de artillería a los hombros de los soldados.Habiéndose detenido para descansar y abrevar los caballos, y estando a apenas una legua y media del pueblo de Tarata, se inicia la acción a las 9:00 am del día 21. Leamos en las propias palabras del coronel Barbosa acerca de esta acción:

“Una hora después mandé a los Carabineros i a dos compañías del Lautaro a ocupar los alrededores del pueblo, partiendo en seguida con el resto de la división. Al enfrentar la altura llamada Quebrada Blanca, el enemigo, oculto tras de las rocas i espesos montes que cubren a aquella, rompió un vivo fuego de fusilería, el que fue contestado por las tropas avanzadas, haciéndose luego el combate más reñido i general durante tres cuartos de hora, pues la infantería subió a la altura con gran presteza i desalojó al enemigo, que en número de 140 hombres i a las órdenes del coronel don Leoncio Prado, se hallaba de avanzada en ese inaccesible punto. Seguí avanzando hacia el pueblo, el que ocupé sin gran resistencia, pues el resto de las fuerzas enemigas lo abandonó al ver que sus tropas avanzadas huían por los cerros, deshechas i perseguidas por nuestros soldados; por lo fragoso del terreno no fue posible a la caballería el darles alcance”.[14]

Cabe destacar que en este hecho de armas el hijo del presidente peruano Mariano Ignacio Prado, coronel Leoncio Prado, fue tomado prisionero y enviado a Chile, donde estuvo hasta su liberación en 1881. Se unió más tarde al ejército del coronel Andrés Avelino Cáceres y fue definitivamente derrotado en Huamachuco el 10 de julio de 1883, donde es fusilado luego de la batalla por no haber cumplido su palabra de no volver a levantar las armas en contra de Chile.

Combate de El Manzano y Sorpresa de Ate

En diciembre de 1880 el coronel Barbosa se encuentra ya en Lurín junto a las fuerzas expedicionarias al mando del general Baquedano, aprestándose para las batallas finales antes de la entrada a Lima. Esta época, previa al triunfo de Chile, estuvo llena de reconocimientos de terreno por el Estado Mayor, perono exenta de algunas acciones en las cuales tuvo su participación el coronel Barbosa, como el Combate de El Manzano ‒27 de diciembre de 1880‒ y la Sorpresa de Ate ‒9 de enero de 1881‒. En ambas acciones el jefe de las fuerzas chilenas se destacó por sus habilidades de mando y pericia para organizar los ataques de gran importancia, especialmente por los reco-nocimientos que era necesario llevar a cabo y que, finalmente, decidieron el curso de la batalla final. El General Baquedano confió al coronel Barbosa la misión de estas acciones cuyo desenlace fue el triunfo de las armas chilenas.

1881

Contrae matrimonio con la señora Corina Baeza Yábar.

Batalla de Chorrillos

Léase: Batalla de Chorrillos, antes de la Batalla

13 de enero de 1881: Se inicia el ataque a los fuertes natura-les (fortificaciones) que rodean a la capital peruana. El coronel Orozimbo Barbosa es comisionado a la II División Sotomayor, al mando de la 2ª Brigada compuesta por el Regimiento Lautaro, Regimiento Curicó y Batallón Victoria, con el objetivo de tomar los cerros que rodean San Juan. Habiéndose atrasado la brigada Barbosa por lo escabroso y rudo del terreno, inician el ataque poco después de escuchar el combate que ya llevaba a efecto la I División; en suma, la División Sotomayor inicia el ataque con la 1ª Brigada y sus buines a la cabeza y ataca los morros del sector Cáceres con denuedo, junto al 3º y el Valparaíso. Cuando es el turno de la 2ª Brigada, Barbosa lleva el ataque con tanta rudeza que los batallones Ayacucho, Libertad y Canta son rechazados, a pesar de las muchas minas que obstruían y dificultaban el paso, y dispersa, además, a las colum-nas de la Guardia Civil que se encontraba allí apostada.[15]

El coronel Andrés Avelino Cáceres realiza los últimos esfuerzos, pero Barbosa los rodea, las noticias de que el sector de la izquierda y centro han caído le son comunicadas. El sector de la derecha se encuentra en dispersión y sin más que hacer, el coronel Cáceres emprende la retirada.

Batalla de Miraflores

14 de enero de 1881: se fija un armisticio hasta el día siguiente en que no se puede levantar armas sino hasta las doce de la noche.

15 de enero de 1881: Las fuerzas estacionadas en los alrededores de Chorrillos, San Juan y Barranco se encuentran relajadas a la espera del rancho, cuando una ráfaga de disparos provenientes de la línea de defensa del Ejército peruano, que rompe así el armisticio, pone a todos en acción. Muchos dispersos de sus batallones hubieron de correr en busca de ellos. El ejército es sorprendido y se inicia la Batalla de Miraflores. El general Baquedano envía a la División Lynch y Lagos y fracciona a la División Sotomayor, quedándose con él la Brigada Gana como reserva; la Brigada Barbosa avanza por entre potreros y sembrados a operar contra la izquierda enemiga. De su participación en esta batalla los historiadores han dicho: “Barbosa con su brigada contribuyó al éxito alcanzado por esa parte”.[16]

En el parte al gobierno, el general Baquedano menciona al coronel Barbosa con las recomendaciones correspondientes a su cargo: “El coronel don Orozimbo Barbosa,que estuvo allí, como ha estado en todas partes, a la altura de la reputación que se conquistó desde un principio, merece en justicia la recomendación que de él hago aquí”.[17]

Una vez ocupada Lima, vemos al coronel Barbosa de vuelta a Chile en el desembarco de las tropas en Valparaíso:

“Los distinguidos jefes de nuestro ejército i escuadra, jeneralde división don Manuel Baquedano, i contra-almirante don Galvarino Riveros, acompañados de un séquito brillante en que figuraban el jeneral de brigada Sotomayor i los coroneles Barbosa i Amunátegui, fueron recibidos al desembarcar por los Ministros de Estado i por la comisión nombrada al efecto, presidida por el Intendente de Valparaíso, i seguidos por una multitud inmensa, en medio de entusiastas aclamaciones, hasta el palacio de S. E. el Presidente de la República”.[18]

1884

9 de mayo de 1884: Es nombrado Intendente y comandante general de armas de Valdivia.

1887

En agosto de 1887, es nombrado general de brigada y comandante general de armas de Santiago.[19]

Guerra Civil de Chile 1891

Léase: Guerra Civil de Chile 1891

Entrando ya al año 1891, es ascendido general de división el 5 de mayo de 1891, etapa en la que le corresponde comandar a las fuerzas balmacedistas en la cruenta Guerra civil provocada por el levantamiento congresista. Mucho se ha hablado de esta guerra, a favor y en contra de ambos bandos, como ocurre en todo conflicto armado y aún más si es en una guerra civil. En síntesis, lo que nos queda claro es que independiente de los motivos o causas de este episodio de nuestra historia, el general Barbosa sirvió a la patria y entregó lo que en ese momento sus fuerzas e inteligencia le exigían y permitían.

Nunca decayó en sus valores y principios y siempre estuvo en su actuar la finalidad de proteger la Constitución.

† La muerte de Barbosa

El General Barbosa tomó el mando de las divisiones reunidas de Santiago y Valparaíso con cerca de 8.000 hombres en total, para hacer frente al ejército revolucionario congresista de 9.000 efectivos. La batalla decisiva tuvo lugar en Concón el 21 de agosto de 1891. Barbosa y el ejército del gobierno fueron completamente aplastados, replegándose hacia Valparaíso para defender esta ciudad puerto, mientras el ejército revolucionario congresista, aumentados sus efectivos con muchos desertores de las fuerzas del gobierno, se movilizó hacia las afueras de esta ciudad por el este.

Barbosa, complicado por la derrota de Concón y un agravamiento de su diabetes, se vio imposibilitado de dirigir eficientemente a sus tropas en la batalla final de Placilla (28 de agosto de 1891), librada a las afueras de Valparaíso. Tras una lucha, el ejército del gobierno fue totalmente derrotado, huyendo sus restos hacia el puerto.

Barbosa, impotente ante el derrumbe de su ejército y viéndolo todo perdido, trató de replegarse hacia la ciudad, pero fue acorralado por un grupo de caballería congresista, a pesar de estar rodeado intenta defenderse e increpa a sus atacantes gritándoles "mátenme perros" luego de esto es asesinado brutalmente junto con sus escoltas. Su cuerpo, desnudado por sus enemigos, fue enviado a Valparaíso junto con el del general de brigada José Miguel Alcérreca, también asesinado por los congresistas.

Sobrevivieron a Barbosa su segunda esposa, Corina Baeza Yávar, y dos hijos: Enrique y Alberto.

Una vez que su esposa –la señora Corina Baeza, con quien había contraído matrimonio en 1881‒, se entera de la muerte del general, se torna en la búsqueda desesperada del cuerpo para darle sepultura. En Valparaíso se une a las señoritas Ortiz, que se encuentran en la misión de hallar el cuerpo del general Alcérreca; juntas y de incógnito dan con la definitiva ubicación de los generales, quienes serán sepultados sin ninguna indicación de sus identidades en los nichos del Cementerio Nº 2 de Valparaíso.

1922

29 de octubre de 1922: Los restos del General Barbosa fueron exhumados junto a los del General José Miguel Alcérreca desde el Cementerio Nº2 de Valparaíso, con grandes manifestaciones en su honor, para ser trasladados a Santiago.

1 de noviembre de 1922: Se realizó una misa en la Catedral de Santiago para ser luego sepultado en una imponente manifestación pública, en el mausoleo del Ejército en el Cementerio General. Asistieron personalidades del mundo político, amigos y familiares. A esta ceremonia asistió también la Asociación de Veteranos del ‘79, cuyos integrantes acompañaron a sus generales de tantas batallas al lugar de su reposo final.

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Hoja de Servicios del General Orozimbo Barbosa Puga. Departamento Cultural, Histórico y de Extensión del Ejército. Archivo Histórico (DCHEE. AH).
  2. EJÉRCITO DE CHILE (1981). Héroes y Soldados Ilustres de la Historia de Chile 1810-1891, p. 419
  3. Hoja de Servicios del General Orozimbo Barbosa Puga. DCHEE. AH
  4. EJÉRCITO DE CHILE. Galería de Hombres de Armas de Chile. Tomo II, p. 52
  5. Parte Oficial, Boletín de la Guerra del Pacífico, p. 94.
  6. Ibídem, p. 513
  7. BARBOSA, Enrique. Como si fuera hoy recuerdos de la revolución de 1891, p. 61.
  8. BENAVIDES, Arturo. Seis Años de Vacaciones, p.100
  9. arte Oficial, Boletín de la Guerra del Pacífico, p. 569.
  10. MACHUCA, Francisco. Las Cuatro Campañas de La Guerra del Pacífico. Tomo II, p.92
  11. bídem, tomo II, p. 90
  12. DUBLÉ ALMEIDA, Diego. “Lo que Yo He Visto. Diario de las Campañas al Perú y Bolivia 1879-1884”. Cuaderno de Historia Militar Nº 8
  13. Parte Oficial de Orozimbo Barbosa al Jefe del Estado Mayor. Boletín de la Guerra del Pacífico, p. 725.
  14. Parte Oficial del Comandante Orozimbo Barbosa. Boletín de la Guerra del Pacífico, p. 750.
  15. MACHUCA, Op. cit., tomo III, p. 411.
  16. BULNES, Gonzalo. Guerra del Pacífico. Tomo II. De Tarapacá a Lima. p. 689
  17. AHUMADA MORENO, Pascual. Guerra del Pacífico. Tomo IV, p. 421.
  18. Boletín de la Guerra del Pacífico, p. 1056.
  19. Hoja de servicios del General Orozimbo Barbosa. DCHEE. AH

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas